Destacan a nivel nacional pianistas universitarios

De WikiNoticias UANL

7 de marzo de 2008

En la primera edición del Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas Parnassós, cuyo objetivo es encontrar y promover a niños y jóvenes con talento, los alumnos colocaron a su Facultad de Música de la UANL como la institución que más lugares y menciones obtuvo.

Destacar en el ámbito musical no es una tarea fácil, competir con similares sin lugar a dudas empuja a la cima a los mejores. Con este propósito un grupo de alumnos de la Facultad de Música (FAMUS) se inscribió en el primer concurso nacional de jóvenes pianistas Parnassós 2008.

Una vez que la convocatoria llegara a la dependencia universitaria a través del apoyo de la Dirección de Educación y Cultura del municipio de San Pedro, la maestra Antonina Dragan, coordinadora del área de piano en la FAMUS, resolvió tener listos a los alumnos para la contienda, preparando adecuadamente el material que se calificaría sin importar el periodo vacacional.

Los estudiantes participaron en cuatro de las seis categorías del concurso organizado por la agrupación Parnassós, a través de su fundadora y directora Mirthala Salazar Dávila.

Con jóvenes de entre 8 y 20 años de edad se obtuvieron dos segundos premios y tres terceros premios, además de una mención honorífica.

“Tuvimos seis ganadores de once que preparamos, con lo que llegamos a la cifra más alta a nivel nacional, de entre 12 estados y 81 participantes –subrayó la maestra Antonina Dragan–. Con esto nos posicionamos como la institución musical que más lugares obtuvo.”

Como coordinadora del área se mostró muy orgullosa en especial porque este logro ha dado a los pianistas de la Facultad de Música de la UANL un aire de estímulo y ganas de participar para destacar en su área musical.

Aunque se trabaja para que los alumnos sobresalgan, quienes en ella estudian poseen un talento que no se da tan fácilmente.

“En México hay muchos talentos pero en 2001, cuando me integré como coordinadora a esta dependencia, consideraba en ese momento una falta de academia para llegar a niveles más altos; los resultados de este concurso a mi parecer tienen mucho que ver, además del trabajo de los estudiantes y sus maestros, del plan que he implementado”, explicó.

“A nuestros estudiantes los hizo ganar la enseñanza académica con que cuentan, el soporte profesional, se ve detrás de cada uno su talento, el trabajo de maestro y su preparación general e intelectual, además de las técnicas propiamente pianísticas, reflejadas en su interpretación.”

Al concurso se inscribió a quien pasó la preselección realizada en el Aula Magna y sala de ensayo del Teatro Universitario, “durante esta etapa nos dimos cuenta que estaban preparados y, aunque no conocíamos el nivel de los participantes externos, esperábamos obtener buenos lugares”.

La preparación consistió en cubrir los parámetros exigidos en cada categoría por la convocatoria, el programa regularmente está fuera de lo agendado diariamente por lo que el evento resultó revelador al indicar las áreas en que mejor se desenvuelven los alumnos.

El concurso se llevó a cabo del 24 al 27 de enero en el Centro Cultural Plaza Fátima con el objetivo de dar a conocer al talento nacional de niños y jóvenes pianistas; participaron en seis diferentes niveles 81 invitados de entre cinco y 25 años de edad de estados como Quintana Roo, Estado de México, Querétaro, Guanajuato, Sinaloa, Coahuila, Zacatecas, Jalisco y Distrito Federal.

El evento se convirtió en un festín al poder escuchar a algunos de los mejores pianistas del país sin salir de la ciudad, quienes ejecutaron obras de autores como Bach, Chopin, Liszt y Rachmaninoff.

El concurso otorgó premios para los tres primeros lugares de cada categoría, que van desde partituras musicales y discos compactos, hasta tres premios especiales consistentes en la participación en un concierto con la Sinfónica Juvenil de San Pedro Garza García y una beca para participar en el Festival de Piano dirigido por el eminente pianista Leonel Morales, en la ciudad de Granada, España.

Además se entregó un reconocimiento a cada uno de los ganadores, entre otros, lo cual les servirá para enriquecer su currículo.

Cabe destacar que el jurado encargado de calificar estuvo integrado por personalidades del ámbito musical, como lo son los reconocidos pianistas Yaaron Kohlberg de Israel, Pascar Marignan de Francia, Anna Bogolyubova de Ucrania, Myrthala Salazar de México y el director de la Sinfónica Juvenil de San Pedro Garza García, Guillermo Villarreal.

Parnassós nació en 1990 tomando como sede el Auditorio San Pedro, asociación que ofrece de ocho a diez conciertos anuales con un abanico de opciones que incluyen la música, la danza y el canto, aunque se enfoca primeramente en la carrera pianística.

Para ello se creó el reconocido Concurso Internacional de Piano Parnassós, llegando a su tercera edición, además del Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas Parnassós, cuya primera edición acaba de llevarse a cabo.

Herramientas personales