Desentraña tres décadas de vida independiente de Nuevo León

De WikiNoticias UANL

28 de febrero de 2007

Benjamín Galindo Cárdenas se propuso desentrañar tres décadas cruciales en el devenir de nuestra identidad a través de su libro El provincialismo nuevoleonés en la época de Parás Ballesteros 1822-1850.

Pocos autores locales se han ocupado de abordar el periodo histórico comprendido en la primera mitad del siglo XIX, quizá hayan elaborado tan solo trazos muy generales y temas aún por configurar.

El maestro Benjamín Galindo Cárdenas se propuso desentrañar tres décadas cruciales en el devenir de nuestra identidad a través de su libro El provincialismo nuevoleonés en la época de Parás Ballesteros 1822-1850.

“La razón del interés por investigar este periodo de tiempo –explica el autor– descansa en la premisa de que ha sido poco estudiado o mal comprendido. Sorprende la escasa atención concedida por la historia local y nacional a los sucesos desarrollados en Nuevo León durante las primeras tres décadas del siglo XIX.

En ese periodo tienen lugar una serie de acontecimientos que impactan la región como la transición de reino a estado, las guerras contra indios, la de liberales y conservadores, contra tejanos y estadounidenses.

“En el tránsito de la etapa colonial a la independiente, la periferia jugó un papel determinante en el ámbito nacional y muy especialmente las provincias nororientales, en el derrocamiento de Iturbide y la instauración de la república federal.”

La denominación de la época tiene que ver con la prolongada vigencia de José María Parás Ballesteros en el escenario político local y como una figura representativa y arquetípica de la generación de entre siglos.

“La realización de estudios históricos sobre la época es pertinente porque buena parte de los problemas planteados y discutidos por los primeros políticos nuevoleoneses vuelven a debatirse en la actualidad: integración económica con Texas, Coahuila y Tamaulipas, participación ciudadana en la educación, la práctica de un auténtico federalismo, redefinición de la relación con la Iglesia católica, fortalecimiento municipal.”

Para el historiador Jesús Ávila Ávila el capítulo de la clase política nuevoleonesa constituye el punto de confluencia y articulación del conjunto de la obra de Galindo. “Allí destaca la tesis central del autor que se encarga de ofrecernos una introspectiva y disección de la clase política nuevoleonesa de la época.”

Explica la manera de conformarse el andamiaje y la estructura de poder, sus vínculos económicos, sus alianzas e interrelación sociopolítica, su proceso de aprendizaje en el ejercicio del poder.

La definió como una obra de historia política, pero también de sociología histórica, marca un precedente y es a la vez una convocatoria para establecer un diálogo inteligente, reflexivo y crítico con esa pléyade de políticos e intelectuales que crearon y constituyeron el estado libre y soberano de Nuevo León.

Benjamín Galindo Cárdenas reconstruye y explica esa etapa, pondera y dimensiona sin artificios, denota en su hechura dominio del oficio como historiador y comprensión de la época narrada, amén de un manejo competente y adecuado de las fuentes de información.

“Es un libro bien documentado y por lo tanto sólido, cimentado con material resistente, cuya lectura es indispensable.

“Más allá de visiones estrechas y localistas es indudable que los procesos de globalización pueden entenderse y asimilarse mejor desde la producción historiográfica regional, en ese sentido nos parece que el provincialismo nuevoleonés crea, anima y reanima una serie de problemas en nuestra historiografía local.”

La presentación realizada en el Aula Zertuche forma parte del ciclo de presentaciones de libros y conferencias que el Centro de Información de Historia Regional (CIHR-UANL) realizaría el último jueves de cada mes en el Centro Cultural Universitario Colegio Civil.

Herramientas personales