Descubren jóvenes vocación científica

De WikiNoticias UANL

14 de agosto de 2009

La Universidad Autónoma de Nuevo León recibió este verano del 2009 un total de cuarenta alumnos de distintas universidades e institutos tecnológicos del país, quienes participaron en investigación dentro de las diferentes disciplinas que se desarrollan en la Máxima Casa de Estudios.

Dentro de sus actividades la Academia Mexicana de las Ciencias (AMC) promueve la importancia de la investigación entre jóvenes de las diferentes instituciones de educación superior.

Para ello, los estudiantes de alto desempeño y rendimiento escolar son aceptados por investigadores de nivel nacional en sus laboratorios a fin de colaborar con ellos en los distintos procesos de su trabajo científico.

De esta manera promueven y participan activamente en la formación de los jóvenes en las distintas áreas de investigación.

Este verano de 2009, fueron recibidos dentro de la UANL un total de 40 alumnos quienes participaron en investigación en las diferentes disciplinas que se desarrollan en la Universidad cumpliendo así la misión y el plan de una formación integral.

EVALÚAN ACTIVIDAD TERAPÉUTICA DE PLANTAS

En el Laboratorio de Química y Manejo Integral de Recursos Naturales, perteneciente al Departamento de Química de la Facultad de Ciencias Biológicas, Amira Pérez Liñán, de la Universidad de Guadalajara, ha trabajado durante dos meses en un proyecto de investigación sobre aislamiento de sustancias químicas obtenidas de plantas de la región para evaluar su actividad terapéutica.

“Por mi parte es una distinción que alumnos de otros estados sientan la inquietud de trabajar durante una época en la que la mayoría prefiere descansar”, explica la doctora Leticia A. Háuad M.

En el Laboratorio de Bioquímica y Genética de Microorganismos trabajan con el doctor José Santos García Alvarado y la doctora Norma Laura Heredia Rojas un grupo de jóvenes que han descubierto la importancia de la investigación.

Ellos colaboran en un proyecto sobre pruebas de extractos de plantas naturales, comestibles o medicinales como el romero, mezquite, semilla de tamarindo y tomillo para conocer su actividad microbiana sobre ciertos microorganismos a fin de curar enfermedades.

Brandon Álvaro Rodríguez, nativo de Culiacán, Sinaloa, la considera una experiencia muy bonita y gratificante, “realmente aplicas lo que aprendes en la escuela, además conoces muchas cosas nuevas que no se aprenden en un curso normal de una materia.

“La sociedad va avanzando, van surgiendo nuevas enfermedades y hay que investigar para ver cómo las podemos combatir de la mejor manera sin afectar la salud de los seres humanos ni el medio ambiente”.

Jesús Isaías Soto Plata del Instituto Tecnológico de Culiacán, nativo de Nabolatos, Sinaloa, señala que con la investigación pueden encontrarse nuevas alternativas para combatir los problemas de actualidad, por ejemplo, la resistencia de estos microorganismos a los antibióticos de uso común.

“Uno llega aquí con la idea de que sabe del tema, pero se da cuenta que no, además, la mayoría de los instrumentos que tienen en el laboratorio eran para mi desconocidos, pero ya adquirí experiencia en ellos, la verdad es muy padre la investigación”.

Sofía Verónica Sepúlveda Alanís vino con la idea de conocer otras formas de trabajo en una institución diferente a la Universidad Michoacana, aprender más a fondo la investigación y técnicas de trabajo individual.

Ella se ha involucrado desde la revisión bibliográfica antes del inicio del proyecto, en el trabajo experimental y hasta en la revisión de resultados.

“Me agrada la forma de trabajar como investigadores en un proyecto, se toma mucha experiencia y habilidad en el manejo de material y equipo, además te motivan a hacer un posgrado para adentrarse más en la investigación”.

Berenice Juárez Fuentes, de Cárdenas, Tabasco, alumna de ingeniería en industrias alimentarias, trabaja con la doctora Heredia Rojas sobre la inhibición de ciertas bacterias por medio de extractos de plantas.

Esta experiencia le ayudó a dimensionar la importancia de la ciencia y en su desarrollo propio, “me gustaría regresar porque he convivido con un investigador, he conocido su trabajo y me he dado cuenta de la importancia de la investigación en el país”.

Pedro Macedo Delgado pertenece a la Facultad de Ciencias Quimico-Biologicas de la Universidad Autónoma de Guerrero, y este verano de 2009 la doctora Elvira Garza González de la Facultad de Medicina le propuso elaborar un artículo donde se evalúen tres métodos de identificación para el Staphylococcus aureus.

Se están probando dos métodos comerciales y el molecular, para detectar cuál tiene mayor sensibilidad y cuál es más exacto.

“Lo estamos desarrollando para publicarlo y los resultados han sido satisfactorios. Es una experiencia que se vive solamente experimentándola, he tenido comentarios muy buenos de otros compañeros que han venido a hacer un verano, me estoy llevando un buen sabor de boca del verano y de Monterrey”.

A decir del joven, que cursa la carrera de Químico Biológico Parasitólogo, la investigación ha sido su enfoque desde que inició su proyecto de tesis, y este verano ha solidificado su gusto por la ciencia y la investigación.

DERECHOS HUMANOS DE LAS PRESAS

Con el doctor José Zaragoza Huerta, especialista en derecho penitenciario de la Facultad de Derecho y Criminología, los jóvenes se internaron en el desconocido tema de los derechos humanos de las reclusas en México.

Nubia Anahí Otero Tajia de Los Mochis, Sinaloa, ha realizado desde estudios históricos hasta de campo, ha leído autores clásicos y contemporáneos que hablan de los derechos, además de acudir al penal del Topo Chico donde ha platicado con las internas.

“Te das cuenta que son seres humanos como todos, con errores, pero debemos tomar más en cuenta su caso. El tema es muy controvertido y de actualidad –agrega la alumna de la Universidad Autónoma de Sinaloa–, nos hemos dado cuenta que la sociedad está al margen de esto, escucha presos, cárcel y ¿que hace?, generar un rechazo hacia esas personas y no se pone a ver lo que hay atrás de ellos, las violaciones que están sufriendo. En la cárcel viven como animales y a la gente ni le importa, vivimos en una burbuja, pensamos que todo es color de rosa”.

El proyecto abarca los estados de Nuevo León, Nayarit, Sinaloa y Jalisco, utilizando el método comparado para llegar a una conclusión.

“He crecido tanto académica como personalmente porque es una experiencia que te hace madurar en todos los aspectos”.

El doctor Zaragoza Huerta expresa que sin duda una de las grandes satisfacciones para todo investigador es precisamente iniciar en la investigación a las nuevas generaciones de estudiantes.

Reconoce a los investigadores comprometidos con el apostolado de la enseñanza de este programa de la AMC “pues pudiendo disfrutar del tiempo libre, bien merecido, permutan dicha posibilidad para brindarse con los jóvenes inquietos, deseosos de conocer el mundo de la investigación”.

ESTUDIOS DEL ADULTO MAYOR

Con la doctora Juana Edith Cruz Quevedo de la Facultad de Enfermería los jóvenes del programa trabajan en el proyecto de crónicos, una investigación sobre las características del deterioro de la marcha en los adultos mayores y los aspectos cognitivos.

Luis Antonio Rendón Torres de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Tamaulipas, espera que esta experiencia le ayude a su propia investigación.

“En Nuevo Laredo casi no se aborda este tema, vine a estudiarlo acá para llevar todo lo que aprendí y continuar la investigación”.

Ésta, en el caso de la enfermería, trae nuevos paradigmas y conocimientos sobre lo que afecta a la población en estos tiempos y ayuda a encontrar el tratamiento.

“Todos te apoyan, la doctora Juana Edith siempre está a nuestro lado, los alumnos de maestría te aclaran las dudas, pueden estar ocupados, pero de todos modos te ayudan”.

Carolina Benavides Guerrero, de la misma institución, explica que “hay muchos temas que no se han investigado y no saben como tratarlos, para eso hay que investigar los temas de niños, adultos mayores, geriatría, ginecobstetricia, para tener conocimiento e implementarlo en el área clínica.

“Como nunca había estado en un verano, no sabía exactamente que iba a venir hacer, he aprendido demasiado, me está empezando a gustar la investigación, es una experiencia que nunca voy a olvidar”.

Para Berenice Reyes Robles, estudiante del séptimo semestre de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma del Estado de México, todo ha sido nuevo este verano. Trabaja con la misma doctora en el tema de comorbilidad en adultos mayores, es decir, cuales son las patologías asociadas cuando se tiene una enfermedad crónica, por ejemplo, diabetes.

“No había tenido oportunidad de participar en investigación, realmente me ha parecido muy interesante para llevarlo a la tesis”.

REPRESENTACIONES SOCIALES

“Del mero Culiacán, Sinaloa”, dice ser Jasmín Vázquez Villegas, además de sentirse también “muy regia”, ya que además de cursar un verano de investigación, estuvo de intercambio en la Facultad de Trabajo Social.

Este verano vino al Instituto de Investigaciones Sociales, a colaborar con la doctora psicóloga social Estela Ortega Rubí, quien realizó su doctorado en Francia con el precursor de la teoría que actualmente están aplicando, la de representaciones sociales.

“Esta es una teoría que nos ayuda a los trabajadores sociales a comprender las problemáticas sociales y a entender los aspectos de la realidad para poder intervenir”, explica Jasmín en entrevista.

“Esta estancia para mi ha sido una de las mejores experiencias académicas y de vida porque te fortalece mucho como profesional, pero también como persona, porque enfrentas retos, enfrentas cosas difíciles. Todo vale la pena, y a raíz de esto he descubierto que mi vocación es la investigación también”.

A decir de la joven estudiante de Trabajo Social, su enfoque es un área nueva en la que se tiene que trabajar ya que va a tener mucho futuro. “La investigación es un campo que nos abrirá puertas para desarrollarnos”.

LA INGENIERÍA DE SISTEMAS AL SERVICIO DE PROBLEMAS TANGIBLES

Cindy Karelly Montaño Gutiérrez del Tec de Culiacán, colabora con la doctora Deniz Ozdemir en la investigación sobre el impacto de las empresas manufactureras en el negocio de los cartuchos de tinta en el programa de ingeniería de sistemas (PISIS) en la FIME.

“Estuvimos interesadas en este proyecto porque la alumna que lo llevó a cabo no alcanzó a obtener soluciones con su modelo. Estamos variando parámetros de clientes, de la empresa, como lograr cumplir la demanda de los clientes sin desperdiciar producto para evitar gastos y tomar decisiones óptimas.

“Se relaciona mucho con la carrera que estoy llevando, estoy practicando materias que ya cursé como desarrollo sustentable, cadena de suministro de circuito cerrado al regresar el producto a la empresa para evitar el desperdicio, en este caso cartuchos”.

A la Facultad de Contaduría Pública y Administración, Dulce María Gallegos Pimienta, nativa de Culiacán, Sinaloa, llegó con la idea de “empezar a aprender algo más práctico, más aplicado a la realidad con base en los conocimientos que hemos adquirido en la escuela”.

De esta manera se involucró en el proyecto de implementación de un proceso de mejoras con el doctor Jesús Gerardo Cruz Álvarez.

“Hicimos primero una investigación sobre el control estadístico de la calidad en general, después nos enfocamos en la cuestión práctica respecto a una empresa automotriz de Monterrey.

“Hemos llevado a la práctica varias cosas que hemos visto en la escuela, indicadores de calidad, proyectos de mejora acerca de defectos no conformes de las piezas que se han obtenido dentro de la empresa, utilizar el diseño de experimentos. Ha sido bastante interesante, he aprendido muchas cosas”.

Ernesto Bastidas Ruvalcaba de la Universidad Autónoma de Sinaloa vino a investigar cuál es la percepción de los alumnos de preparatoria sobre los impuestos, “si conocen por qué se pagan, y si conocen la función del estado en base a los impuestos, cómo administran. Todo lo relativo a eso, a los impuestos y el gobierno”.

El estudiante de la Facultad de Contaduría y Administración de la UAS, estuvo colaborando con la profesora Mariana Verónica Hinojosa Cruz en el desarrollo de este trabajo.

Ernesto menciona sentirse muy a gusto con la estancia, donde tuvo oportunidad de conocer nueva gente y nuevos amigos.

“El panorama de la investigación está bien, es muy extenso nuestro campo, lo que estamos trabajando es solo una pequeña parte de lo que abarca, porque todavía falta hacer más encuestas y con base en los resultados veremos lo que arroja la investigación, para ponernos a trabajar en lo demás”.

JÓVENES DESARROLLANDO NANOPARTÍCULAS

Como estudiante de la Facultad de Ciencias Fisicomatemáticas, Aída Cuan Guerra menciona un profundo interés en las áreas de nanociencias y nanotecnologías, en las cuales se está desarrollando.

En complemento, cursó su verano de investigación en la Facultad de Ciencias Fisico-Matemáticas de la UANL con el investigador Eduardo Pérez Tijerina.

“Estuve desarrollado nanopartículas de óxido de zinc. Ahorita todavía no tenemos resultados exactos, pero estamos buscando parámetros, y nos estamos acercando a lo que queremos obtener, dentro de eso también está la caracterización, que es microscopía de radiofrecuencias”.

Las aplicaciones de estas nanopartículas son amplias, y van desde su uso en la medicina hasta en los microprocesadores.

“Sí, me gustaría dedicarme a la investigación”, menciona la joven estudiante de la carrera de Física. “De hecho uno de los doctores me invitó aquí al doctorado directo, y a lo mejor sí me animo”.

Universidad Juárez Autónoma de Tabasco Paola Maricela Alejo García Jeremías Englander Bautista Luz del Sol Martínez Valladares

Universidad Autónoma de Sinaloa Ernesto Bastidas Ruvalcaba Melissa Berenis Bujona Álvarez Francisco Javier Cázares Torres Tanis Guadalupe Covarrubias Rojo Daniel Gálvez Moreno Nubia Anahí Otero Tajia Jesús Octavio Rivera Corral Jasmín Vázquez Villegas

Universidad Autónoma de Tamaulipas Carolina Benavides Guerrero Luis Antonio Rendón Torres Daniel Sifuentes Ortiz

Universidad de Guadalajara Carlos Enrique Ceballos Virgen Amira Raquel Pérez Liñán Hugo Francisco Villalobos Anzaldo

Instituto Tecnológico de Culiacán Dulce María Rosa Gallegos Pimenta Rosilen Inzunza Valenzuela Cindy Karelly Montaño Gutiérrez Jesús Isaías Soto Plata

Instituto Tecnológico de Ciudad Madero Laura Luz García Centeno Esther Eloisa Gómez Ramos David Benjamín Nava Mora Josué Francisco Pérez Sánchez Grace Marlyn Vera Bocanegra

Universidad Autónoma del Estado de México Roberto Antonio Morín Ochoa Berenice Reyes Robles

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez Aída Daniela Cuan Guerra

Universidad Autónoma Indígena de México José Amilcar Díaz Sáenz

Instituto Tecnológico Superior de Macuspana Emanuel González Elguera

Universidad Autónoma de Chihuahua Loria Emma Hijar Soto

Universidad de Colima Luis Alfredo Jáuregui Bueno

Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco Berenice Juárez Fuentes

Universidad Intercultural del Estado de Tabasco Leydi Magaly López López

Universidad Autónoma de Guerrero Pedro Macedo Delgado

Universidad Autónoma de Nayarit Samantha Medina Hernández

Universidad Autónoma de Baja California Elizabeth Ocampo Vivero

Instituto Tecnológico de Tepic Dagoberto Ramón Quevedo Orozco

Preparatoria 7 Unidad Oriente UANL Alfonso Guerrero Barboza

Herramientas personales