Desarrollan alimentos para desintoxicar

De WikiNoticias UANL

8 de junio de 2010

Con una colaboración entre investigadores búlgaros y científicos mexicanos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, se buscan generar alimentos quelantes de metales pesados a base de zeolitas, para contrarrestar problemas de contaminación por plomo en animales y seres humanos.

En las grandes ciudades está cada vez más presente un problema de salud de graves consecuencias que es la contaminación con metales pesados, sobre todo del agua, que afecta por igual a humanos y animales.

Buena muestra de ello en México es la ciudad de Torreón, cuyos problemas de contaminación por plomo y arsénico han recibido interés nacional e internacional.

Sin embargo, ya se trabaja en el desarrollo de alimentos que puedan ayudar a eliminar de una manera natural los metales pesados dentro de los organismos, y es a través de la colaboración entre la Universidad Autónoma de Nuevo León e investigadores de la Academia de Ciencias de Bulgaria.

Precisamente la doctora Michaela Nedyalkova, del Instituto de Zoología de la citada academia europea, se encuentra desarrollando un proyecto de alimentos quelantes de metales pesados a base de zeolitas, minerales que se manifiestan en las rocas ígneas como el basalto.

Esto con otros investigadores búlgaros, los doctores Roumania Metcheva y Nikolay Popov, mientras que por la parte mexicana participan los doctores José Antonio Heredia Rojas, Abraham Octavio Rodríguez y los maestros Martha Santoyo Stephano y Esperanza Castañeda Garza, de la Facultad de Ciencias Biológicas.

Este trabajo inició tres años atrás, ya que las zeolitas se encuentran muy presentes en Bulgaria, pero también en México, donde ya se estudian yacimientos en el estado de Oaxaca. En las primeras evaluaciones, en roedores intoxicados con plomo, se ha observado cómo el alimento desintoxica el organismo.

“Los resultados preliminares son muy interesantes, y muestran diferencias entre los experimentos donde agregamos zeolitas a la comida como aditivo, y experimentos donde excluimos este mineral”, explica la doctora Nedyalkova.

“Encontramos diferencias significantes de acumulaciones de plomo entre diferentes órganos que investigamos, entre ellos el hígado, riñón, bazo y huesos”.

A decir de la investigadora, este trabajo abre la posibilidad de futuras investigaciones usando diferentes tipos de contaminación con metales pesados, como el cadmio, o análisis de cómo disminuir los efectos de la radiación.

“Sé que aquí en México tienen problemas con arsénico, y hay una gran posibilidad de realizar algún tipo de experimentos para encontrar si hay posibilidad de removerlo del agua, en base a estudios”.

La doctora ofreció un par de conferencias a los estudiantes de la Facultad de Ciencias Biológicas, una en torno al proyecto de los alimentos quelantes a base de zeolitas, y otro de monitoreo ecológico con pequeños mamíferos, los pasados 25 y 27 de mayo.

Además, aprovechó para conocer algunas técnicas que están desarrollando los investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León. El doctor José Antonio Heredia explica: “Ofrecimos un taller para análisis de células espermáticas, y ella quiere aprender esa técnica que tenemos nosotros aquí, porque al ser la célula reproductiva puedes ver mejor el efecto tóxico que genera el metal pesado”.

Por lo pronto la colaboración entre ambas instituciones sigue con análisis genéticos por análisis de los búlgaros, así como análisis estadísticos en México. Pronto se enviarán zeolitas búlgaras a México para empezar a realizar experimentos en nuestro país.

A futuro, los intereses de los investigadores están en contemplar el factor inmunológico en los experimentos, y el análisis de células espermáticas.

Herramientas personales