Del brazo de Manuel Ramírez

De WikiNoticias UANL

2 de mayo de 2007

Del brazo del lanzador Manuel Ramírez, el equipo Tigres de la UANL consiguió llegar a la final de beisbol en la Universiada 2007, seguido de un impresionante récord de 20 entradas sin recibir carrera.


Un lanzador de beisbol profesional necesita por lo menos tres días de descanso entre un juego y otro, sin haber lanzado más de 120 lanzamientos que se traducen en aproximadamente ocho o nueve entradas.

Pero Manuel Ramírez dio una gran muestra de su fortaleza al lanzar para los Tigres ante la Universidad de Mayab (UNIMAYAB) dos días después de su último compromiso en donde actuó por 11 entradas y registró 150 lanzamientos.

“La verdad si es peligroso, pero yo me sentía bien del brazo, sabía que era un partido muy importante y le dije al manager que estaba a sus ordenes si me quería poner en este juego.

“Afortunadamente se dieron las cosas, se logró el triunfo y estamos todos contentos”, indicó el serpentinero felino que participó en su primera Universiada”, dijo el lanzador de entonces 19 años de edad.

El riesgo que corre un pitcher al hacer tantos lanzamientos en un periodo tan corto de tiempo es de serias consecuencias, ya que podría impedirle volver a lanzar de por vida si se ocasiona una lesión.

Esa fue la primera vez que los Tigres llegaron a una final de beisbol en Universiadas y lo hicieron de la mano de Manuel Ramírez quien mantuvo a raya a los cañoneros de UNIMAYAB.

“Al principio sentía que los lanzamientos se estaban quedando arriba, pero estuve bien controlado, poco a poco fueron cayendo los outs y la defensiva me ayudó bastante.

“Lo más difícil es que no tenía recuperado el brazo al cien por ciento, pero me concentré en el partido y afortunadamente sacamos el triunfo”, indicó Ramírez.

Herramientas personales