De la pasión a la tragedia con la OSUANL

De WikiNoticias UANL

11 de junio de 2009

El amor y la muerte fueron el tema central del cuarto programa de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León que presentará el 11 de junio

La conjunción de la literatura y la música se vieron reflejadas en el concierto temático que la Orquesta Sinfónica (OSUANL) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), tituló “Amor y Muerte”.

“Queríamos proponer una forma más de escuchar los conciertos, por ello decidimos hacer un concierto temático más concreto, donde existiera una serie de textos que fueran conforme el concierto avanzara y que girarán alrededor del tema principal”, anunció Raúl Gutiérrez, director asistente de la OSUANL.

El espectáculo contó con seis piezas de la autoría de los rusos Mijail Ivanovich Glinka, Aram Khachaturian y Peter Ilitch Chaikovsky, además del francés Camille Saint-Saêns y el alemán Ricardo Wagner.

El cuarto programa del ensamble universitario incluyó obras que hablaron, del amor, la muerte y traición, la noche del 11 de junio de 2009, a las 20:30 horas, en el Teatro Universitario del Campus Mederos.

Respecto a la inclusión de los textos literarios, el director de la OSUANL dijo que éstos fueron añadidos debido al éxito que han tenido las pláticas previas al concierto, que sirven para contextualizar y culturizar a los asistentes sobre las obras a escuchar.

“No voy a decir que Saint-Saêns escribió la danza macabra en tal año y fue estreno en tal lugar y la dirigió tal persona, eso va a venir en el programa; cuando se habló de la ‘Danza Macabra’, por ejemplo, se habló del significado de la muerte”, indicó Gutiérrez.

Añadió que entre los textos leídos estuvieron incluidos algunos fragmentos de la biblia, además de párrafos medievales y algunos otros que estuvieron ligados a esta música, como los poemas.

El cuarto programa comenzó endulzando a los presentes con las piezas “Obertura a Rusian y Ludmila”, siguiendo con “Bacanal de Sansón y Dalila”, y la “Obertura al Holandés Errante”.

Para la segunda mitad, se guardaron el momento fuerte y tenso de la noche con obras como “Danza macabra”, que tuvo como solista en el violín a Ingeborg Kofler; para continuar se escuchó el “Adagio de Espartacus” -Suite No.2- y, para finalizar, que mejor que con “Romeo y Julieta”, pieza que encierra la temática del concierto.

En poco menos de dos horas los asistentes pudieron experimentar sentimientos encontrados, que los llevaron desde la felicidad hasta la tristeza; la cita fue el jueves 11 de junio de 2009, a las 20:30 horas en el Teatro Universitario.

Herramientas personales