Da otra dimensión con letras y música a Los Niños de Sal

De WikiNoticias UANL

4 de diciembre de 2008

Jaime Lozano trabajó en un nuevo musical llamado Children of Salt basado en la obra del dramaturgo y director regiomontano Hernán Galindo.

Los Niños de Sal, obra del dramaturgo regiomontano Hernán Galindo, vio luz en las tablas de Broadway, ya que el director y compositor Jaime Lozano la llevó a escena en el Black Box Theatre en abril de 2009.

Lozano, egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, estudió el Graduate Musical Theatre Writing Program en la Tisch School of the Arts de la New York University, y este trabajo viene a ser parte de sus exámenes finales.

La obra se trabajajó en formato de musical, aunque la presentación fue en lectura de atril. Lozano trabajó con la letrista Lauren Epsenhart en la adaptación, que llevó por título Children of Salt.

Galindo y Lozano llegaron a un acuerdo para que el director y la libretista trabajaran libremente en la creación de este musical, que fue concebido originalmente en inglés, para posteriormente buscar su oportunidad en este mercado. A la vez, Lozano trabajó en la versión en español para presentarlo también en Monterrey.

Hernán Galindo, en entrevista, dice sentirse ilusionado con el trabajo que el joven compositor realizará en Nueva York, capital mundial del teatro musical. Galindo ha tenido también gran acercamiento al dirigir musicales, zarzuelas y óperas, la más reciente de ellas La Traviata, en el Teatro de la Ciudad de Monterrey.

Los Niños de Sal relata el regreso de un hombre a su lugar de origen, en un puerto. Ahí se encuentra con quienes fueron sus amigos, con la mujer que amó y con su abuela. La obra está contada no de una forma cronológica normal, sino que hay regresiones de tiempo, de tal forma que los mismos actores hacen de jóvenes, de niños, de adultos.

“La adaptación de Jaime sigue muy de cerca la obra en cuanto al desarrollo”, dice. “Me mostró algunos bocetos musicales hace algunos meses, y me parecieron muy interesantes. Es un chavo que tiene mucha sensibilidad, considero que es un joven con talento, y he decidido compartir este riesgo, porque el teatro siempre es riesgo, con él”.

Galindo indicó que Los Niños de Sal es una obra que nació con “buena estrella” en 1994, ya que de inicio recibió el Premio de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes, y desde entonces se ha representado en ciudades como Guadalajara, Monterrey, Ensenada, Miami y San Diego.

En el 2001 estuvo en Nueva York dentro de un festival del Lincoln Center; este año se estrenó en Roma, traducida al italiano, y está por montarse en Argentina.

CON ASESORÍA DE BROADWAY

Es importante destacar que el montaje de Lozano fue desarrollado dentro de un laboratorio que cuenta con la asesoría de tres importantes personalidades del teatro musical en Estados Unidos: el compositor Randall Eng; la libretista Sybille Pearson, que ha trabajado en el musical Baby; y la letrista y libretista Mindi Dickstein, quien escribió las letras para el musical de Broadway Little Women y el libreto para Toy Story The Musical. Ellos tres sirven como consejeros para la realización del musical, como observadores, pero nunca intervienen en el proceso artístico.

“Hernán ha tenido mucha confianza en el trabajo y nos dio toda la libertad para trabajar en esto”, menciona por su parte Jaime Lozano. “Es un medio muy diferente el teatro musical, por lo cual la historia necesita desarrollarse de una manera diferente, él está consciente de esto y en eso trabajaremos, encontrar la manera de contar esta historia a nuestro modo como un musical pero respetando siempre el trabajo hecho por Hernán”.

Por su parte, Lauren Epsenhart, libretista del musical, indicó que la obra de Galindo es una hermosa historia en la que los personajes parecieran saltar de la página: “Jaime y yo no nos estamos alejando mucho de la historia original, pero ciertamente estamos incluyendo mucho de nosotros en él. Estoy emocionada por ver el resultado final, ya que Jaime y yo planeamos llevar el musical más allá de la lectura dada por la Universidad de Nueva York. Siento que es una historia universal que requiere ser compartida con toda la gente”.

Jaime Lozano presentó en mayo pasado una lectura de su musical The Yehuatl con libreto y letras por Sara Cooper y letras en español por el propio compositor. Esta obra está basada en la leyenda judía del Golem, centrada en esta ocasión a orillas del lago Coxoapan, en Catemaco, Veracruz.

Herramientas personales