Día de muertos, tradición que sigue viva y se celebra en la UANL

De WikiNoticias UANL

1 de noviembre de 2006


La tradición del 2 de noviembre, Día de Muertos, se difunde en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) con diversas ofrendas que los estudiantes instalan en las preparatorias y facultades, dedicados a personajes de la literatura, el deporte, la cultura y la academia.

En este años, se crearon más de 120 altares en las diferentes escuelas y dependencias de la UANL, en los que se honró a distinguidos universitarios como el filósofo Agustín Basave Fernández del Valle, al ingeniero Cayetano Garza y al contador público Víctor Gómez Garza, entre otros, que dejaron profunda huella en la UANL, en los ámbitos de la docencia, investigación y el deporte.

Del mundo del espectáculo y leyendas mexicanas fueron recordados la diva María Félix, El Santo, Don Ramón, el payaso Pipo y la cantante Rocío Dúrcal; además de personajes de la política, la cultura y la iglesia: Alfonso Martínez Domínguez, Frida Khalo, Edgar Allan Poe y Juan Pablo II.

En el certamen convocado por la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural, participaron un total de 24 dependencias universitarias, entre ellas, la Guardería y las preparatorias 3, 4 (Linares), 5 (Sabinas Hidalgo), 7 (Puentes y Oriente), 9 (Mitras), 13 (Allende), 16 (San Nicolás), 21 (China), 22 (Lindavista), 23 (Santa Catarina) y la Escuela Industrial "Pablo Livas".

En el Campus de Ciudad Universitaria participaron con más de 70 altares las facultades de Arquitectura, Ciencias Químicas, Contaduría Pública y Administración, Derecho y Criminología, Filosofía y Letras e Ingeniería Mecánica y Eléctrica.

Otras de las facultades del área metropolitana que participaron: Economía, Artes Visuales y Ciencias de la Comunicación, estas dos últimas del Campus Mederos.

RECUERDAN A DON VÍCTOR GÓMEZ

En el caso de la Facultad de Contaduría Pública y Administración, los estudiantes recordaron la memoria del maestro Víctor Gómez Garza, fallecido en 1999, y quien fuera director de la escuela de negocios en el periodo de 1964-1967, además de desempeñar cargos como Tesorero del Estado durante tres administraciones de 1967 a 1985.

La elaboración del altar corrió a cargo de los integrantes del grupo de teatro “Cuarta Pared”, conformado por estudiantes de todos los semestres, quienes contaron con el apoyo del Director Jorge Castillo Villarreal.

El altar toma su forma inspirado en la cultura veracruzana al conformarse de siete escalones, representando cada uno los pecados capitales; el color naranja simbolizando el luto para los aztecas y el morado para los católicos.

David Nájera, Instructor del grupo de teatro de FACPYA, comenta que buscar remarcar las tradiciones prehispánicas, agregando elementos como incienso para perfumar el lugar; comida favorita del difunto, licor, botana, velas, agua, calaveritas de azúcar, cenizas y flores.

“En el primer escalón encontramos la imagen del santo al que el difunto era devoto; en el segundo un espejo para las animas del purgatorio; en el tercero sal para los niños que vienen del limbo; en el cuarto el pan y el vino; en el quinto comida y frutas; en el sexto la foto del muerto; y en el séptimo una cruz y un rosario”.

Los alumnos que participaron en la preparación del altar fueron: Ingrid Becerra, Luis Domínguez, Xiomara Estrada, Alfredo García, Viridiana López, Cinthya Morales, Perla Masiel, Sarahí Reina, Marlene Reyes, Navid Rivas, Elsa Grezz, Clara Aguilar, Cruz Paredes, Jessica Mendoza, José Dávila, Imelda Rivera y Perla Ayala.

El altar permanecerá en exhibición hasta este 1 de noviembre, día en que se anuncien los ganadores del mejor altar 2006 de las Facultades y Preparatorias de la UANL.

Herramientas personales