Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor en Colegio Civil

De WikiNoticias UANL

26 de abril de 2007

Asombran las coincidencias. El 23 de abril de 1616 fallecieron dos grades de la literatura universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, por lo que desde 1995 y a propuesta de la Conferencia General de UNESCO se instauró este como el "Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor". Desde entonces en cada rincón donde habita un enamorado de las letras, se festeja la jornada en honor a lo que Federico García Lorca llamó el mayor invento de la humanidad: los libros.

En Colegio Civil Centro Cultural Universitario se reunieron estudiantes, maestros e invitados en torno a la conferencia de Juan Domingo Argüelles, poeta, crítico, editor nacido en Chetumal, Quintana Roo, y autor de numerosos títulos.

Más que conferencia el espacio se convirtió en reflexión acerca de la vigencia del libro. Argüelles concuerda con la antropóloga francesa e investigadora de la lectura Michèle Petit en que lo esencial de la experiencia de la lectura es que debe verse como parte entrañable de nuestros sueños íntimos, como una cultura que transforma lo natural y que está relacionada con un asunto de necesidad humana, más que de políticas.

“He dicho que la lectura es similar a un vicio –comentó Argüelles–, nadie se fuma su primer cigarrillo porque lo obligan; las personas repetimos una acción cuando se nos hace placentera.”

Sin embargo aunque el porcentaje de la gente que lee no rebasa quizás el cinco por ciento de la humanidad, los lectores están en todas partes. Leer no es algo esotérico o exclusivo que deba ahuyentar a alguien, sugirió el conferencista. “Es algo sagrado eso sí, pero muy placentero.”

Se refirió además a las lecturas triviales, a la que la gente no le concede demasiada importancia, pero sostuvo que un libro realmente es trascendental cuando es importante para quien lo lee.

“Hay lecturas que no serán un Quijote o una obra maestra de Balzac, pero introducen un universo que nos inicia en la lectura, un niño que descubrió la lectura a través de Harry Potter puede llegar a leer otras cosas. Cuando un libro nos dice algo estamos de alguna forma reconociendo ciertos valores y virtudes humanas que a lo mejor nos llevan a otros textos apreciables.”

Juan Domingo cree que los libros llegan en momentos cruciales de nuestra existencia y se vinculan a la emoción y al grado de receptividad íntima que tenemos para saber si será prominente o no.

“Los maestros no pueden pretender que los alumnos interpreten en las lecturas lo que ellos han interpretado, pues los libros son multisignificativos y cada quien los percibe a su modo. Pero si creo definitivamente que los que se quedan en el imaginario universal son los libros que contienen un fragmento importante de toda la emoción y la inteligencia humanas.”

Pero la lectura se modifica, la de la edad media es diferente a la del Renacimiento, ésta a su vez es diferente a la lectura del siglo XIX, y así significa Argüelles la evolución del acto íntimo de leer, que en nuestros días se enfrenta a la cruzada de las tecnologías.

“La lectura en Internet por ejemplo es una evolución dentro de la lectura, precisamente sin que el objeto libro tenga que desaparecer. No creo que las tecnologías y el Internet acaben con los libros más bien han desarrollado ciertos campos, veo que por ejemplo en muchas webblogs hay gente que está compartiendo información sobre lecturas que han hecho, no en la pantalla, sino en los libros. Esto hace que Internet esté participando de una manera diferente de leer.”

Así transcurrió este día de históricas coincidencias. En Colegio Civil, jóvenes y menos jóvenes escucharon, preguntaron, se llevaron a casa las manos llenas de libros de regalo, y en la mente un revoloteo de convicciones sobre lo grande de adentrarse en la deliciosa inmensidad de una lectura.

La lectura vista a través de voces ilustres:

Federico García Lorca

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro.

Gabriel García Márquez

Se ha dicho mucho -y se ha dicho bien- que el hábito de la lectura se adquiere muy joven o no se adquiere nunca.

Jorge Luis Borges

Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros, hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua. En lo que a mi se refiere soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.

Herramientas personales