Creativos proyectos en área de la salud presentaron en la Escuela y Preparatoria Técnica Médica

De WikiNoticias UANL

22 de noviembre de 2005

Leslie Beth Hernández López, Juan Joel Alberto Cruz Rojas, Daniel Salas Balariz, Oscar Bernardo Hernández Juárez y Juan Roberto Flores Ramos con su producto“OXI-CLISIS”.

Un producto nuevo en el mercado que busca solucionar los problemas al utilizar el tanque de oxígeno y al administrar soluciones intravenosas, de tal manera que los paramédicos puedan brindar una atención más específica y óptima al realizar su trabajo, resultó ganador en la Muestra del Programa Emprendedor 2005 de la Escuela y Preparatoria Técnica Médica.

Cinco jóvenes emprendedores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) ponen a prueba su creación al servicio de la salud con “OXI-CLISIS”, un producto nuevo en el mercado que busca solucionar los problemas al utilizar el tanque de oxígeno y al administrar soluciones intravenosas, de tal manera que los paramédicos puedan brindar una atención más específica y óptima al realizar su trabajo.

“Cómodo, económico y eficaz” así describen su proyecto los ganadores de la muestra del Programa Emprendedor de la Escuela y Preparatoria Técnica Médica de la UANL: Leslie Beth Hernández López, Juan Joel Alberto Cruz Rojas, Daniel Salas Balariz, Oscar Bernardo Hernández Juárez y Juan Roberto Flores Ramos, cuyo proyecto destacó entre un total de 64 presentados y de los cuales sólo 21 fueron finalistas.

Tras analizar algunas complicaciones que se presentan al atender víctimas de accidentes viales, los estudiantes del quinto semestre de la especialidad Técnico Paramédico en Urgencias Médicas determinaron que podían mejorar la calidad de la atención aplicando dos sencillos aditamentos a las camillas.

El primero de ellos es un clip que se coloca en el barandal de la camilla, que es capaz de sostener el tanque de oxigeno.

“No existe un medio con el cual puedas manejar el oxígeno al estar en movimiento la camilla, entonces lo tienes que colocar entre las piernas del paciente. Si éste sufrió alguna fractura de cadera o cualquier extremidad, entonces con el peso del tanque se podría complicar la lesión”, explicó uno de los miembros del equipo.

“Al llegar a un accidente debemos tener mucho cuidado en donde vamos a poner el tanque de oxígeno, ya que usualmente se derraman líquidos flamables como gasolina o aceite. Si se cae el tanque, al momento de raspar contra el pavimento produce chispas, las cuales al contacto con dichos líquidos pueden desencadenar un incendio y en su extremo una explosión”, explicaron ante el jurado.

El segundo aditamento consiste en un sujetador para las soluciones endovenosas. “Al momento de subir al paciente en la camilla a la ambulancia se tiene que colgar la solución en el techo de la misma para que se le siga administrando, y en el arribo al hospital pierdes tiempo en descolgar la solución del techo de la ambulancia”, argumentaron.

“OXI” de oxígeno y “CLISIS” de veno-clisis, este producto ha sido probado y cumple satisfactoriamente su cometido. Actualmente está siendo utilizado por una empresa de ambulancias particulares donde laboran algunos integrantes del grupo de estudiantes.

ESTIMULAN CREATIVIDAD

“Impulsar la creatividad y que los jóvenes desarrollen propuestas que más tarde puedan convertirse en su propia empresa, son algunos de los objetivos que se buscan a través de las muestras que se realizan cada semestre”, afirmó Elizabet Rojas Márquez, coordinadora del Programa Emprendedor en la Escuela y Preparatoria Técnica Médica.

Linda Espinoza, Ruth Álvarez, Gricelda Ortiz, Laura Mendoza y Judith Hernández son las autoras de “PRACTY-KAR” que obtuvieron el segundo sitio con un carrito de acero inoxidable que sirve como organizador, con el cual pueden preparase los medicamentos de una forma más fácil y cómoda.

El prototipo desarrollado por alumnas de la especialidad Técnico en Enfermería consta de dos cajones, un tripié, un soporte, un abre ampolletas, un bote rojo para punzo cortantes, un bote más para basura y varios compartimientos, que hace de su proyecto: seguro, rápido, útil, eficaz, limpio y práctico.

El tercer puesto lo ocuparon alumnos de la especialidad de Técnico en Embalsamamiento con el proyecto “STRONG BAG”. Consiste en una bolsa de plástico resistente de 40 por 50 centímetros, con capacidad de ocho litros; que tiene la finalidad de disminuir la contaminación del drenaje y del medio ambiente por los fluidos de cadáveres humanos. Mayra González, Liliana Rodríguez, Ana Pecina y Francisca Tobias participaron con este proyecto.

El jurado estuvo conformado por maestros de la Escuela y Preparatoria Técnica Médica, así como coordinadores del Programa Emprendedor de diversas dependencias de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Los ganadores se hicieron acreedores a descuentos en sus cuotas escolares.

Herramientas personales