Crearon nuevos materiales con potencial aplicación en microbaterías de litio

De WikiNoticias UANL

15 de octubre de 2007

Archivo:1110-130503.jpg
El trabajo "Nuevos materiales con potencial aplicación en microbaterías de litio", de los doctores Zoulfia Nagamedianova y Eduardo Sánchez Cervantes estuvo motivado por la preocupación por el tema de las fuentes alternas de energía.

El trabajo de los doctores Zoulfia Nagamedianova y Eduardo Sánchez Cervantes estuvo motivado por la preocupación por el tema de las fuentes alternas de energía.

Sus antecedentes se remontan a los años setenta y ochenta cuando los problemas de abastecimiento de petróleo, dieron como resultado iniciativas para reducir tanto el consumo de la gasolina como los contaminantes producidos por su quema. A la fecha (15 de octubre de 2007) el automóvil produce cerca del 50 por ciento de los contaminantes a nivel mundial.

¿Qué sucedería si pudiéramos tener autos eléctricos?, fue la inquietud derivada en varias vertientes como los autos híbridos, sin embargo, las baterías de litio nacidos con estos vehículos demostraron no ser más eficientes que la tecnología del hidrógeno.

Por esa razón el conocimiento logrado en baterías de litio se enfoca ahora hacia componentes portátiles como computadoras, teléfonos celulares, cámaras digitales y similares.

“Es ahí donde las baterías de litio están teniendo su impacto”, dijo Sánchez. Sin embargo, las utilizadas actualmente presentan el riesgo inminente de explosión.

“La formulación actual de estas baterías está compuesto por un solvente orgánico parcialmente volátil. Si la pones dentro de un microondas durante un minuto, tienes una bomba en potencia”, explicó.

Debido a este riesgo, compañías como DELL, Apple y Toshiba debieron cambiar las baterías de diez millones de computadoras portátiles.

En este trabajo los autores lograron la creación de nuevos materiales con posibilidades de ser utilizados en microbaterías de estado sólido de litio en forma de películas delgadas.

“Se desarrolla un material sólido en si mismo –explicó Sánchez-, por lo tanto se evita el problema de la vaporización a priori de las baterías. La segunda etapa del trabajo será mezclar estos sólidos conductores de iones con componentes como polímeros porque, al ser sólido, de todos modos presenta problemas mecánicos.

“Queremos conjuntar las cualidades o beneficios de un material polimérico con el material sólido que hemos creado. En una nueva tesis esperamos incrementar el potencial grado de aplicación hacia baterías”.

Herramientas personales