Concluye bachillerato a distancia

De WikiNoticias UANL

1 de agosto de 2005

Al concluir su educación media superior, Ricardo Degollado Salazar habla de esta experiencia y la cataloga como sorprendente.

Al concluir su educación media superior, Ricardo habló de esta experiencia y la catalogó como sorprendente. “Cuando entré no sabía toda la responsabilidad que debía tener”.

Debido a su condición de invidente y a las pocas opciones educativas que ofrecían otras instituciones había desistido de la idea de estudiar la preparatoria, “pensé que iba a ser muy difícil y que se me iba a complicar mucho”.

Sin embargo, una persona allegada a él habló con el director de la Preparatoria 3 y le platicó de su caso, así como se encargó de concertar una cita.

“El director me animó y me platicó de la Capilla Alfonsina, de las computadoras de voz y de todo eso, tanta fue mi curiosidad que decidí estudiar y ahora estoy pensando en ingresar a la facultad”.

Ingresar a la preparatoria significó utilizar herramientas que pensó imposibles de manejar, “estoy satisfecho porque he logrado lo que he querido y he conocido cosas que no pensé conocer, como la Internet, pensé que nunca la iba a conocer, la primera vez desconfiguré la computadora, pero el maestro me animó a que no le tuviera miedo, que lo importante era aprender”.

Gracias al sonido logró ingresar al ciberespacio, “todo es auditivo, la computadora es de voz”; sin embargo, fue un amigo el que le ayudó a buscar las direcciones.

En su transcurso por la preparatoria se sintió identificado con materias como Artes y Humanidades, al igual que con Ciencias Sociales, Español, Computación e Inglés.

Inicialmente pretendía estudiar en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, pero cuando se enteró por un amigo sobre las distintas licenciaturas de la Facultad de Filosofía y Letras y buscó información en Internet y en libros, “me gustó mucho esa carrera y fue cuando decidí entrar ahí. Me gustaron los cuentos, los textos, la historia de la literatura, las corrientes filosóficas”.

Ingresar a este Sistema de Educación a Distancia había significado para él una importante opción de estudio, “yo no tenía conocimiento de él. Lo que más me gusta de este sistema es que puedo acomodar mi horario”, lo que le permite asistir a la Capilla Alfonsina a realizar sus trabajos usando un escáner.

“Me prestan un libro en tinta y empiezo a escanearlo y empiezo e escribir, por medio del escáner puedo leer todo el libro”. Otra de las cosas que lo animó a ingresar a una licenciatura fue el descubrimiento de un método más sencillo de lectura además del Braille, donde no hay suficientes opciones bibliográficas. En la Capilla Alfonsina se presta este tipo de servicio a las personas débiles visuales o invidentes.

“Lo que me animó fue más que nada la lectura, no me siento a gusto si no leo un libro, de hecho ahora que estoy de vacaciones también estoy leyendo, acabo de terminar una novela de la Revolución Mexicana y ahorita estoy leyendo El laberinto de la soledad de Octavio Paz”.

Cuando habla de sus planes a futuro no puede evitar la risa al decir que entre ellos se encuentra “adelgazar, terminar mi carrera, tener una computadora porque a veces batallo mucho para desplazarme a la Capilla Alfonsina. Tengo muchos proyectos pero no quiero adelantar nada porque aún no sé si se puedan hacer”.

Herramientas personales