Comunicación y mercado: ¿antagonismos o complemento?

De WikiNoticias UANL

2 de agosto de 2006

Delfos Moyano González dictó la conferencia magistral Comunicación y Mercado, durante una de las jornadas de la Escuela de Verano 2006.

El Discovery Channel hace llegar sus contenidos a 450 millones de hogares, en 155 países y en 33 idiomas. Este es un caso aislado, pues muy pocos medios masivos de comunicación pueden tener públicos tan universales.

Esta fue una de las reflexiones de Delfos Moyano González en su conferencia magistral Comunicación y Mercado, durante una de las jornadas de la Escuela de Verano 2006.

La comunicación a su juicio, es el arte, la ciencia y la técnica de poner en común pensamientos, emociones, productos... pero ésta tiene que diseñarse teniendo en cuenta las necesidades de su mercado potencial.

“Cuando comunicamos algo debemos saber a qué grupo o ‘target’ estarán destinados nuestros contenidos. Y es importante además tener en cuenta culturas, intereses y exigencias de dicho target.”

Una de las premisas del conferencista consistió en que si no existe un mercado meta, la comunicación no podrá ser efectiva.

“Si no sé a quién estoy dirigiendo mi mensaje, no sabré por qué medio trasmitirlo; pero si aún así lo trasmito, nunca conoceré su estado de recepción, por lo tanto no se cumplirá el principio básico del proceso comunicativo.”

Todo un sistema influye en la elaboración de una emisión efectiva. Delfos Moyano asegura que lo primero es ganarse la atención del mercado.

“La atención natural dura aproximadamente 10 segundos. A partir de ese tiempo es la habilidad del comunicador la que logrará o no, seguir atrapando esa atención.”

Los asistentes pudieron intercambiar sobre una serie de factores que entran en dichos procesos: ritmo, colores, posición del comunicador en el espacio, volumen, intensidad con la que se habla, intermitencia, dominio y manejo del tema.

“Hay varias cosas que hacen que un producto se venda, sobre todo la necesidad; y en el caso del periodismo, la ciencia y la cultura, la necesidad es información. Si diseñas tu producto con base en esas necesidades, su venta y todo el proceso habrán sido exitosos.”

En el mundo de la comunicación y el mercado entran códigos que es preciso hacer comunes. La ética, la idiosincrasia y el sistema de valores de un grupo específico, permite decodificar mensajes que quizás en otros ámbitos sean indescifrables. La celebridad de un producto comunicativo dependerá entonces del ingenio de quien lo produzca.

No todos los temas pueden ser tan universales como la naturaleza o la ciencia que difunde Discovery Channel, pero la particularidad de una cultura también puede hacerse universal si quien la da a conocer consigue hacerla interesante. El gran reto de la comunicación tal vez se resuma en respetar a su mercado.

Herramientas personales