Compartió su experiencia con el artista británico Antony Gormley

De WikiNoticias UANL

19 de febrero de 2009

Jorge Contreras compartió con estudiantes de Artes Visuales sus procesos curatoriales y de investigación con Antony Gormley.

El curador del museo MARCO Jorge Contreras impartió a los estudiantes de la Facultad de Artes Visuales (FAV) una charla sobre los procesos de curaduría de la exhibición del artista contemporáneo británico Antony Gormley.

Marco inauguró el 21 de noviembre de 2008 la mayor y más importante exposición realizada hasta el momento del artista Antony Gormley, uno de los escultores más destacados del mundo en las últimas décadas.

En esta muestra, el espectador podría apreciar una amplia retrospectiva de su indagación sobre el cuerpo y su interacción con el entorno.

El trabajo de Gormley goza de reconocimiento y prestigio internacional pues invita al espectador a participar en una extraordinaria reflexión sobre el cuerpo, el espacio y, en última instancia, sobre el significado de compartir con otros nuestra experiencia de estar vivos.

Fue una grata experiencia que Jorge Contreras pudiera compartir sus procesos curatoriales y de investigación con este importante artista de la escena mundial.

El inicio de esta charla estuvo dedicado a narrar algunos de los antecedentes que este artista visual había establecido en nuestro país a principio de la década de los noventa. Hilo narrativo importante para entender la importancia de la influencia del trabajo de Gormley en artistas mexicanos como Gabriel Orozco.

American Field obra que se muestra en la exposición de Gormley fue realizada en 1990 en Cholula, Puebla, durante una estancia de trabajo con la familia Texca. Trabajaron cerca de sesenta miembros de la familia, de entre seis y setenta años, y mucho del significado de esta pieza se debe a la participación de las personas.

Contreras mostró imágenes de la famosa pieza de Orozco Mis manos son mi corazón, realizada luego de un fructífero encuentro entre el reconocido artista inglés y su apoyo como asistente en los hornos artesanales de Cholula.

La pieza es fundamental para la historia del arte contemporáneo en México. Este conocido autorretrato de Gabriel Orozco titulado Mis manos son mi corazón-torso desnudo, manos cerradas en el pecho y luego abiertas en torno a un corazón de barro. Dedos impresos sobre la roja arcilla, marcando de esta manera un hito trascendental en la nueva figuración contemporánea que surge ante la inminente muerte del neomexicanismo a finales de los ochenta.

Contreras fundamentó su plática a manera de bitácora de obra y de encuentros personales con el artista principalmente charlas de contenido filosófico con Gormley.

Fundamentó su discurso curatorial en la percepción espacial y en los contenidos filosóficos que permean la obra de Gormley y destacó en su plática algunas de las piezas más importantes que integran esta exposición.

Los encargados de organizar este encuentro, fueron Ana Lucia Aguilar de Servicios Educativos de Marco y el Departamento de Difusión Cultural de la FAV a cargo de Carlos García. (28 de enero de 2009)


Herramientas personales