Comparten experiencias de vida extrasplantados de médula ósea

De WikiNoticias UANL

7 de diciembre de 2005

Archivo:Nombre de foto.jpg
A dos años de recibir de su hermana mayor un regalo de vida, Laura Elizondo organizó el 1 de diciembre de 2005, la Primera Reunión de Extrasplantados de Médula Ósea en las instalaciones del Centro Universitario Contra el Cáncer del Hospital Universitario, con el propósito de impulsar la cultura de la donación de órganos y tejidos.

Aunque existe mucha demanda en cuanto al trasplante de órganos y tejidos, en México no existe una cultura de la donación.

Hacen falta más de cien mil órganos para ser trasplantados a igual número de pacientes, y este número según las estadísticas no baja, por el contrario, va subiendo debido a la falta de información y cultura relacionada al trasplante.

Por otra parte, en el país se necesitan aproximadamente cinco mil trasplantes de médula ósea al año, sin embargo, no se realiza ni la cuarta parte de ella.

En ocasiones, las personas que necesitan ser trasplantadas creen que no tendrá solución ni salida a su problema, sin embargo, existen pacientes que ya han pasado por esa misma situación y ahora quieren ayudarlas, en conjunto con instituciones preocupadas por estos hechos.

El Hospital Universitario “José Eleuterio González” no es la excepción, ya que en las instalaciones del Centro Universitario Contra el Cáncer, el pasado primero de diciembre de 2005, se realizó la Primera Reunión de Extrasplantados de Médula Ósea, organizado por Laura Elizondo, quien hace dos años recibió el trasplante por parte de su hermana mayor.

En compañía de sus donadores, asistieron pacientes que han contado con este tipo de transplante y han continuado con su vida de manera normal; así como también se presentaron personas que están en tratamiento y unas otras que recibirían su transplante.

El Hospital Universitario, desde 1996, ha atendido a 97 pacientes (58 de ellos hombres y 39 mujeres), entre las edades de 1 mes hasta los 71 años, sin contar a los pacientes autónomos, ya que en ese caso serían 200 pacientes atendidos.

El HU es considerado como uno de los mejores centros en el país, debido al gran trabajo realizado.

En la reunión se compartieron anécdotas que tuvieron durante su enfermedad, y darse cuenta que como ellos, hay muchas personas que han recibido un trasplante entre los cuales, se encontraba el caso de Emmanuel y Tachito, dos menores contagiados por la extraña enfermedad linfohistiocitosis hemofagocítica.

El padre del pequeño Emmanuel comentó que su hijo había sido el primer sobreviviente de esa enfermedad. Mientras que el padre de “Tachito” afirmó haber tenido un sueño, en el cual, le decían que él seria el donador de su hijo; usualmente los donadores deben ser familiares consanguíneos.

En el evento surgieron varias propuestas para informar a las personas sobre los trasplantes y todo lo que lo rodea, como la elaboración de manuales, trípticos; además, compartir sus experiencias con las personas que ahora pasan por esta etapa de la vida, para motivarlas a seguir luchando por vivir.

David Gómez Almaguer, jefe de Hematología del HU, sugirió que este tipo de reuniones se sigan realizando para fomentar una cultura de la donación, y contar con centros más equipados.

Herramientas personales