Combustible a partir del sorgo

De WikiNoticias UANL

29 de septiembre de 2009


El planeta que habitamos padece un calentamiento global que aumenta paulatinamente y con el transcurrir de los años. Cada día escuchamos, ya sea en los medios, escuela o lugares de trabajo, acontecimientos tales como efecto invernadero, contaminación, derretimiento de los casquetes polares, o temperaturas fuera de lo común en zonas templadas o regiones frías.

Desde hace algunos años, el hombre se ha preocupado por su bienestar y, sobre todo, por tratar de cuidar su ecosistema o su hábitat. Organizaciones e instituciones de muchos países, entre ellos México, destacan por hacer propuestas y emprender proyectos encaminados hacia el bienestar ecológico de nuestro mundo.

El doctor Francisco Zavala García, catedrático de la Facultad de Agronomía de la UANL, durante años ha trabajado en investigaciones referentes al mejoramiento genético y biológico de las plantas, así como también al aprovechamiento de sus propiedades como medida para la preservación del medio.

Con estudios de posgrado en la Universidad de Nebraska, el catedrático ha llevado a cabo procesos para el desarrollo de Biocombustible a partir de plantas, como sustituto de algunas sustancias que fomentan la contaminación en el aire.

“En nuestro país, en conjunción con otros países como Italia, Alemania, Francia e India, trabajamos en un programa que implica mejorar genéticamente el sorgo para la extracción de etanol y utilizarlo en el desarrollo de Biocombustible”, informó el doctor, quien es partícipe de este consorcio formado por más de siete naciones.

Además, el catedrático señalo que a nivel mundial, Brasil y Estados Unidos aprovechan esta iniciativa a partir de vegetales como la caña de azúcar y el maíz, respectivamente. En el caso del grano del sorgo, en México no forma parte del plano alimenticio básico, como es el maíz y la caña de azúcar, que producciones hacia esos cultivos implicarían un costo elevado para su investigación y empleo.

“En el caso del almidón del grano de maíz, el procedimiento que se lleva cabo lo convierte en azúcares y éstos a su vez en etanol; lo mismo ocurre con la caña de azúcar, de ambas plantas se extrae alcohol que se puede mezclar con gasolina y así contaminar menos”, explicó el doctor.

Cabe señalar que esta logística tiene como ventajas que el etanol se extrae de las plantas a partir de azúcares, utilizados en el procedimiento de la fotosíntesis. Esto quiere decir que el CO2 que se quema en la combustión, es propio de los vegetales y ayuda a que no se incremente el efecto invernadero ni calentamiento global.

Además, el investigador detalló que actualmente no se puede mezclar más del 15 por ciento de etanol porque los motores en automóviles no lo permiten, sin embargo, hay compañías que comienzan a aplicar en sus motores el soporte necesario para tomar esta medida y contribuir al cuidado del aire.

Herramientas personales