Celso Garza Guajardo, su obra y su recuerdo presentes en la UANL

De WikiNoticias UANL

8 de enero de 2010

Archivo:Foto de nota.jpg
Poner aquí el pie de foto

A diez años de su partida física, el historiador Celso Garza Guajardo (1943-2000) fue recordado como se merece: con la reimpresión de su libro “Aquellos años que soñé”, en el lugar que tanto amó y que ahora lleva su nombre el Centro de Información de Historia Regional, y además con la tradicional música norestense.

Familiares, amigos y la comunidad universitaria encabezada por el Rector Jesús Ancer Rodríguez, se reunieron el 8 de enero en la Unidad Cultural Hacienda San Pedro de la UANL para honrar la memoria del cronista nacido en Sabinas Hidalgo y que falleció a los 56 años de edad.

A la nueva edición de “Aquellos años que soñé”, se agregó un capítulo nuevo correspondiente al libro póstumo “Historias familiares”, una reunión de 36 crónicas, las últimas publicadas por Garza Guajardo en Semana Regional, desde 1996 hasta el 8 de enero de 2000, un día antes de su muerte.

HONRAN SU MEMORIA

El décimo aniversario luctuoso del maestro Celso Garza Guajardo inició con una guardia de honor al pie de su efigie, en donde participó el Rector Jesús Ancer Rodríguez; el ingeniero Rogelio Garza Rivera, Secretario General; doctor Ubaldo Ortiz Méndez, Secretario Académico; licenciado Rogelio Villarreal Elizondo, Secretario de Extensión y Cultura; así como familiares del educador y cronista nuevoleonés.

Juan Ramón Garza Guajardo, en nombre de la familia encabezada por la señora Teresita de Jesús Acuña, reconoció que su hermano fue su héroe, su orgullo y su ejemplo, mismo que sigue a través del legado de la investigación que el sabinense le heredó.

El investigador César Morado Macías fue el encargado de presentar la nueva edición de “Aquellos años que soñé”, antología 1983-1991 y que es considerado como un testamento fiel del maestro Celso Garza Guajardo, una reseña íntima de las preocupaciones y ocupaciones de este historiador y promotor cultural sabinense.

“El texto que se presenta constituye quizá la obra más trascendente en el tiempo, pues es el que revela la visión más íntima del autor”, dijo el coordinador del Archivo del CIHR.

Recordó que al maestro Celso Garza le daba miedo que se perdieran las costumbres de los pueblos, se olvidaran a las personas y a los paisajes, por ello sus libros presentan el inventario de las cosas afectivas, destacó que para el cronista la historia de todos los personaje de un pueblo debe quedar escrita, consignada a libros, de ahí sus afanes por impulsar las publicaciones y convertirse en incansable promotor de las obras de sus colegas.

“Gracias a sus libros y enorme don de gentes, ha quedado a salvo del olvido, eso que él tanto temía; a diez años de su partida -y lo comprueba esta fría mañana que nos ha convocado-, Celso Garza Guajardo, su obra y su recuerdo, están presentes”, dijo emocionado Morado Macías.

El doctor Jesús Ancer Rodríguez dejó claro que en estos diez años de ausencia física del maestro Celso Garza, la Universidad ha procurado mantener viva su presencia a través de la continuidad de la mística de trabajo, trazada en los muros del Centro de Información de Historia Regional (CIHR), que ahora dirige el maestro José Reséndiz Balderas.

“La presencia de Celso Garza Guajardo sigue vigente entre nosotros, por fortuna, porque su memoria como promotor cultural entusiasta e incluyente es sumamente fuerte y porque su obra resulta genuina y eso se advierte en ‘Aquellos años que soñé’, que es una síntesis de su pensamientos y sentimientos; síntesis de su bagaje político y cultural, síntesis también de su amor por la familia”, expresó el ejecutivo universitario.

El Rector de la UANL enfatizó que la lectura de un libro como “Aquellos años que soñé” es, sin duda, el mejor homenaje a un autor como Celso Garza Guajardo, un autor querido y entrañable.

En este acto estuvo presente David Chapa Gutiérrez, Secretario del Ayuntamiento del municipio de Zuazua, en representación del alcalde Pedro Ángel Martínez; el ingeniero Guadalupe Evaristo Cedillo Garza, Presidente de la Junta de Gobierno de la Máxima Casa de Estudios y el ingeniero Jesús Salvador de la Paz Siller, Secretario General del STUANL.

Herramientas personales