Celebración por labor científica del Instituto de Biotecnología

De WikiNoticias UANL

8 de diciembre de 2009

Al conmemorar seis años de labor científica y académica, el Instituto de Biotecnología realizó un ciclo de conferencias y perpetuó el nombre del doctor Floyd Horn en su auditorio, como reconocimiento a su trayectoria y apoyo a la UANL.

La Universidad Autónoma de Nuevo León celebró seis años de labor científica y académica del Instituto de Biotecnología (IB).

La conmemoración tuvo lugar el 4 de diciembre, en el centro de investigación de la Facultad de Ciencias Biológicas, con una serie de conferencias sobre el desarrollo y alcances de la biotecnología en la región noreste del país.

Además se realizó un homenaje al doctor Floyd Horn, ex-administrador del Servicio de Investigación Agrícola de los Estados Unidos (ARS por sus siglas en inglés); quien ha colaborado desde hace veintiún años con la UANL, especialmente con el origen y desarrollo del Instituto de Biotecnología.

Para ello se realizó la reinauguración del auditorio del IB así como la develación de una placa con el nombre de "Dr. Floyd P. Horn", para perpetuar el reconocimiento al científico norteamericano y Doctor Honoris Causa de la UANL.

Durante el evento estuvo presente el homenajeado, así como el doctor Luis J. Galán Wong, coordinador del Instituto de Biotecnología de la UANL; el doctor Hiram Medrano Roldán, profesor e investigador del Instituto Tecnológico de Durango, así como investigadores del Instituto de Biotecnología.

LOS INVESTIGADORES NO TIENEN VOCACIÓN

“No hay vocación, a los investigadores nos falta acelerar ese gen de salir a la calle, detectar problemas y traerlos al laboratorio; nos falta esa vocación de enfrentarnos a los empresarios”, expresó el doctor Hiram Medrano Roldán.

El profesor e investigador del Instituto Tecnológico de Durango participó el 4 de diciembre en los festejos de sexto aniversario del Instituto de Biotecnología de la UANL.

Medrano Roldán lamentó que los investigadores y estudiantes se envuelvan en un proyecto a merced de la relación con un maestro o la cartera de líneas de investigación que tiene la universidad.

Por lo que considera que los científicos que se están formando, deben de hacer un autoanálisis y preguntarse ¿para qué soy bueno? ¿qué es realmente lo que se me da?, y de esa manera seleccionar su metodología para encontrar su verdadera vocación.

Expuso que en ocasiones los investigadores se encierran en los laboratorios y se envuelven en algún tema y se olvidan de lo que pasa afuera, por lo que considera importante que no olviden que al salir a la calle hay muchos problemas que pueden resolver.

“El país no necesita, requiere del conocimiento que hemos adquirido; la sociedad nos reclama que les ayudemos a solucionar sus problemas de brazo de los funcionarios de gobierno, de las diferentes fracciones parlamentarias y de los distintos sectores productivos”, dijo el doctor Hiram Medrano.

“Los invito a que salgan a la calle y busquen una empresa afín a lo que ustedes traen en mente y traten de mantener una relación, porque el año que entra habrá dos mil 500 millones de pesos para proyectos de innovación tecnológica y sería muy importante que este grupo de biotecnología, ver qué empresas necesitan de su apoyo y sería muy importante para la historia de este instituto” agregó Medrano Roldan.

También habló sobre la innovación tecnológica, la cual definió como el aterrizaje de la investigación, al mismo tiempo que invitó a los integrantes del IB para que todos sus proyectos se aterricen y se conviertan en una realidad.

Indicó que se debe hacer un esfuerzo por cambiar a las investigadores para hacerlos más responsables, más ordenados, y sobre todo más pertinentes.

“A veces los investigadores creemos que estamos hechos a manos y bordados con lentejuela, no se vale; es cierto, tenemos la fortuna de tener un doctorado, tenemos la fortuna de constantemente ir llenando el saco de conocimiento, pero también debemos tener la fortuna de inmediatamente buscar dónde lo voy a aplicar, ¿para qué me va a servir este conocimiento? ¿de qué manera voy ayudar a mis congéneres?”.

Herramientas personales