Celebra Capilla Alfonsina 30 años

De WikiNoticias UANL

24 de noviembre de 2010

Tres décadas de difundir el conocimiento y pensamiento humanístico conmemora la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria, espacio cultural que resguarda el acervo documental del Regiomontano Universal.

Con una misión clara de propagar el humanismo y motivar a los jóvenes para despertar el interés por el mundo de la lectura, la Universidad Autónoma de Nuevo León celebró los 30 años de la Capilla Alfonsina el pasado 13 de noviembre de 2010.

El Trigésimo Aniversario de la biblioteca universitaria representa una fecha memorable porque la Capilla Alfonsina nace en la Universidad Autónoma de Nuevo León a partir de la adquisición del acervo del escritor, diplomático y humanista Alfonso Reyes.

“Es un lujo tener este acervo en la Universidad porque Alfonso Reyes es una figura emblemática, que representa la única salida para los problemas que se presentan actualmente en la sociedad: el humanismo”, aseguró la maestra Minerva Margarita Villarreal.

La directora de la Capilla Alfonsina agregó, el “Regiomontano Universal” es una figura central, el humanista más grande de la primera mitad del siglo XX en nuestro país, a él se le deben la mayor parte de las instituciones culturales que hay en México.

“Tener a la Capilla Alfonsina nos honra muchísimo y nos obliga como Universidad a emular las acciones que en vida tuvo Alfonso Reyes”, comentó la poetisa.

La encargada del recinto universitario ve muy bien posicionada a la Capilla Alfonsina en la UANL porque está ubicada en el corazón de la UANL, además de tener un flujo muy elevado de estudiantes, investigadores y maestros.

“Me da mucho gusto cuando entro al recinto y encontrarme con que es la casa de los estudiantes porque creo que esto hace muy feliz a Reyes”, puntualizó Villarreal.

Dentro de los objetivos que se han logrado para mejorar el espacio bibliotecario, se ha cumplido con la normatividad de calidad para la consulta de libros y que la capilla ofrezca una alta cultura, donde participe la comunidad.

La biblioteca cuenta con un ingreso de libros muy alto en términos nacionales, con una adquisición promedio de tres mil ejemplares al año de diferente variedad de temas, pero haciendo hincapié en las humanidades.

Además tienen una importante colección de poesía internacional para acercar a los jóvenes para que ejerciten la reflexión crítica, ofreciendo cursos, conferencias, presentaciones de libros y exposiciones. La capilla al año, tiene una asistencia de 170 mil alumnos.

Se conservan más de 26 mil volúmenes de Alfonso Reyes, y se continúa la línea de la compra de libros que él tuvo, además seguir fomentando las actividades que hizo en vida.

En su papel como directora desde hace cinco años, la escritora universitaria mencionó que ha logrado acercar a muchos estudiantes, interesarlos en la materia que puede salvar este país de la crisis en que se vive, que es la cultura.

“Me siento muy honrada de estar aquí, para mí fue un honor, porque yo también escribo y amo la obra de Alfonso Reyes y se quién fue él, es un privilegio, todos los días trato de cumplir con lo que Reyes hubiera hecho en vida”, comentó Minerva Margarita Villarreal.

El 13 de noviembre de 1980 se inauguró oficialmente la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria en el edificio creado especialmente para ello en la Máxima Casa de Estudios, y en enero de 1981, comenzó a ofrecer sus servicios a la comunidad universitaria y al público en general, contando además con otros fondos bibliográficos y hemerográficos.

El 23 y 24 de noviembre, la Capilla Alfonsina conmemora los 30 años de su creación al publicar la segunda edición de “El Oro de los Tigres”, en donde se rinde homenaje al poeta Tomás Segovia. Cada colección tiene siete libros de traducciones de poesía contemporánea universal.

“Esto les garantizo que es oro puro, por eso se llama ‘El Oro de los Tigres’, es la materia más rica del arte, la poesía de gran nivel internacional que Reyes fue lo que hizo en vida y nosotros lo estamos emulando en nuestro tiempo”, aseguró la directora de la Capilla Alfonsina.

Herramientas personales