Celebró OSUANL Medio Siglo de Virtuosismo

De WikiNoticias UANL

15 de febrero de 2010

La Orquesta Sinfónica de la UANL celebró a lo grande sus primeros 50 años de existencia, en lo que constituyó un momento histórico para la cultura nuevoleonesa.

La Orquesta Sinfónica de la UANL celebró a lo grande sus primeros 50 años de existencia, en lo que constituyó un momento histórico para la cultura nuevoleonesa.

El Teatro Universitario, sede oficial del ensamble, vivió una velada llena de nostalgia y orgullo, en la que la OSUANL demostró contar con una rica y sólida trayectoria, además de un potente y fresco talento, dirigido por el maestro Jesús Medina.

La Orquesta Sinfónica, considerada una de las mejores de México, reivindicó en el concierto conmemorativo la herencia musical que posee; demostró estar capacitada para alcanzar la excelencia artística.

La calidad del ensamble se ha fincado a lo largo de su historial, que se remonta a 1959, cuando una asociación civil, encabezada por el profesor Manuel Flores Varela, inició el proyecto de formar la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Monterrey.

En su difícil etapa de gestación sobrevivió como acompañante de los cantantes de la Compañía de Ópera de Monterrey, pero sólo se concretó gracias al auspicio de la Universidad, que en 1960 la integra a su organización a través del Departamento de Extensión Universitaria.

Así, inicia actividades formalmente a partir del 2 de febrero de 1960. La noche de su debut, en el Teatro María Tereza Montoya, actuó el chellista argentino Adolfo Odnoposoff, con el Concierto para cello y orquesta de Saint-Saëns; además, la orquesta brindó una obertura del compositor estadounidense Aaron Copland, el famoso Bolero de Ravel, la Danza húngara No. 5 y tres preludios sinfónicos de Pizzetti.

La batuta de la Sinfónica estaba a cargo del maestro Guadagno, y pasaría luego a las manos de un gran personaje de nuestra cultura musical: Héctor Montfort. En la década de los ochenta, la dirección del ensamble recaería en un joven talento universitario: Jesús Medina, quien 25 años después, vuelve al frente de la OSUANL. Antes de ingresar a la década de los noventa, la Sinfónica estuvo a cargo del maestro Antonio López Ríos y, durante los últimos lustros, bajo la responsabilidad del maestro Félix Carrasco Córdova.

Durante el festejo, destacó el reconocimiento realizado por el Rector de la UANL, Jesús Ancer Rodríguez, al maestro Ricardo Gómez Chavarría, músico fundador del ensamble. El músico fue invitado especial del concierto, donde compartió el escenario con sus hijas, María Teresa y María de Lourdes, y sus nietos, Ricardo Hamaury y Luis Guillermo.

“Toda esta remembranza, todo este reconocimiento a los protagonistas musicales de nuestra institución, nos permite fortalecer nuestro deseo y nuestra voluntad para que la Orquesta Sinfónica de la UANL inaugure, en su 50 aniversario, una nueva etapa muy ligada a sus orígenes y a los compromisos institucionales planteados en la Visión 2012”, destacó el Rector, previo al concierto, donde participó como solista invitado el violinista ruso Alexander Markov.

El programa conmemorativo incluyó la Obertura “Rienzi”, de Wagner; el Concierto para violín y orquesta No. 1 en Re Mayor, Op., de Paganini, el Intermezzo de ‘Cavalleria Rustica’, de Mascagni, y Los Pinos de Roma, de Respighi.

“La Universidad seguirá manteniendo al ensamble con una gran determinación y un gran entusiasmo. Estamos convencidos de su valor, de su aportación. Hoy más que nunca, en estos momentos en los que la violencia se impone, estamos convencidos que la cultura, las artes y el humanismo es la vía para mejorar nuestra realidad y la calidad de vida.

“Nuestra Sinfónica del siglo veintiuno debe ser, así, una orquesta animada por la flama de la verdad, que aspire a una excelencia de proyección nacional e internacional, pero sin dejar de mantener un vínculo hacia el interior de la institución y hacia la sociedad en general”, señaló el Rector, para provocar una sonada ovación.

Herramientas personales