Cayetano es inmortal

De WikiNoticias UANL

29 de junio de 2006

La carrera deportiva de Cayetano Garza Garza comenzó cuando estudiaba en la Prepa 1 en 1960.... Después de cuatro décadas, su brillante trayectoria en el fútbol americano lo inmortalizó en agosto de 2003 con su entronización al Salón de la Fama de la NFL en Canton, Ohio.

La carrera deportiva de Cayetano Garza Garza comenzó cuando estudiaba en la Prepa 1 en 1960, al ver entrenar por el mediodía en la cancha de Bachilleres a los Pegasos de Arquitectura, dirigidos por Carlos Zamacona. Luego vendría la invitación de su compañero Jorge Tanos Kuri para que jugara con los Castores del 62 al 64 como tackle ofensivo y defensivo, su integración al equipo Tigres de 1964 al 1968, seleccionado nacional en 64 y 65 y su contratación para jugar profesionalmente con los Aztecas Dorados en 1968.

Como entrenador en Intermedia comenzó como asistente con los Pegasos de Virgilio Mireles en 1965 durando pocos días porque el Ing. Raymundo “Chico” Rivera lo llamó a los Castores, a quienes sirvió del 65 al 68. Un año antes le dio el campeonato a la Prepa 1 en categorías Juvenil, para más tarde couchar a los Osos de Mecánica del 69 al 74, coronándolos invictos en 69, 70, 71,73 y 74.

Estuvo encargado del Programa de Fútbol Americano de la Universidad del 1970 a 1991, se hizo cargo de los Tigres de 1970 a 1984, participando en la Organización Nacional de Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) del 70 al 79, donde obtuvo el campeonato nacional en 74, tercer lugar en 75 y 76, campeonato invicto en 77 y primer lugar en 79, lo que valiera para ser nombrado coach del año en 74, 77 y 79. Además de ser head coach de Tigres “V” en 69 y 70, fue preparador físico de Tigres Soccer de 2ª División, vicepresidente y secretario del mismo club de 1ª División en 1976 y presidente de la ONEFA Norte de 1983 a 1991.

En lo administrativo sobresale por ser director fundador de la Facultad de Organización Deportiva de 1974 a 1981, jefe del Departamento de Fútbol Americano de 1971 a 1973, director general de Deportes en 1973, miembro de la Comisión de Honor y Justicia y de la Comisión Académica del H. Consejo Universitario, director interino de la “Pablo Livas” de diciembre de 1977 a 1978 y director provisional de FaCPyA en 1980.

En 1969 comenzó su labor docente en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) impartiendo Física I y Física II, Topografía y Resistencia de Materiales, continuando en la Facultad de Organización Deportiva (FOD) con la cátedra Conceptos y Experimentos en la Educación Física. Autor de los libros de texto Training, Apuntes sobre conceptos y experimentos en la educación física y su obra cumbre: Medio Siglo. Traductor de Hot Line to Victory del coach Woody Hayes de la OSU, así como de Run and Shoot y director de la revista Línea de Golpeo en 1983.

SE INMORTALIZÓ AQUÍ

Uno de los últimos homenajes que recibió fue su entronización al Salón de la Fama de la NFL en Canton, Ohio en agosto de 2003.

Esa ocasión más de trescientos amigos y ex jugadores se reunieron en el Club Industrial Metropolitano para servir de anfitriones a un solo invitado, el ingeniero Cayetano Garza Garza.

Paradójicamente, durante su desempeño universitario siempre le apostó más al fútbol colegial que al profesional, considerando que su expresión es más limpia y sana, porque sólo importa la defensa de los colores, sin existir los compromisos económicos o de otro tipo que se dan en las ligas profesionales.

Certificando su valiosa participación, el llamado “Tigre Mayor” recibió placas de reconocimiento de la Fraternidad de ex Tigres, la ONEFA, Auténticos Tigres y de las facultades de Ingeniería Mecánica, Organización Deportiva y Leyes en el evento que organizara el licenciado Alfonso Garza Montemayor, presidente nacional de la ONEFA.

“Yo no estoy de acuerdo en la inmortalización se hizo en Canton, Ohio, sino aquí en Monterrey, porque se inmortaliza por lo que se hace, no por lo que le hacen, y Cayetano Garza ha hecho mucho por el fútbol americano de Monterrey”, expresaba en aquella ocasión el coach de los Auténticos Edmundo Reyes.

“Me tocó representar a Monterrey, y yo creo que faltan muchas otras personas que han sido valiosas en nuestro fútbol, pero esperamos se abra un lugar para ellos un poco después”, terminaba diciendo quien naciera el 16 de diciembre de 1943 en Los Ramones, Nuevo León.

“Como jugador sobresalió en todas las escuadras en que militó, distinguiéndose siempre por ser un incansable guerrero, lleno de casta, de lucha feroz y de vergüenza deportiva, un líder indiscutible de sus equipos, a él le debemos el mote de Auténticos, marcando la diferencia con otros equipos de otros deportes que no se consideraban tan representativos de la Universidad, por no estar integrados 100% por estudiantes y ser amateurs”, así lo calificaba su ex alumno, ex oso, ex auténtico y ahora Rector de la UANL, el ingeniero José Antonio González Treviño.

Herramientas personales