Casi medio siglo dedicada al teatro

De WikiNoticias UANL

18 de septiembre de 2007

Con 47 años dedicados al teatro y hasta este mes de septiembre de 2007 trabajando en la puesta en escena "Luminaria", de Emilio Carballido, la maestra Ana María Martínez Salinas (Ana Martin), recibió el Premio UANL a las Artes 2007, en Sesión Solemne del H. Consejo Universitario.

Con 47 años dedicados al teatro y actualmente trabajando en la puesta en escena "Luminaria", de Emilio Carballido, la maestra Ana María Martínez Salinas (Ana Martin), recibió el Premio UANL a las Artes 2007, este 18 de septiembre de 1007 en Sesión Solemne del H. Consejo Universitario.

En ceremonia presida por el Rector José Antonio González Treviño, la maestra Ana Martin recibió este reconocimiento en el Teatro Universitario, gracias a la propuesta que presentara la Facultad de Filosofía y Letras, en donde se desempeña como catedrática tanto en la Escuela de Teatro como en la facultad.

-¿Cómo recibe este Premio a las Artes UANL?

Me deja sin habla de la misma emoción que siento, creo que es un verdadero honor que no cualquiera lo recibe, hay que tener la trayectoria suficiente para ser reconocida.

Me asombró cuando me llamaron y obviamente me alegró muchísimo, es algo que quiero vivir plenamente y no olvidar nunca, porque eso no se da todos los días.

-¿Cuando nace cómo actriz?

Comencé en 1961, bajo la dirección de Luis Martín –que el año pasado fue galardonado-, le presentamos la obra Una ciudad para vivir y con esta puesta me dieron el premio como Revelación, fue cuando inició el grupo de teatro experimental en la Preparatoria 1; anteriormente había estado en Panorama desde el puente, bajo la dirección de Humberto Duarte, al lado del actor más reconocido en esa época que era Armando Cadena y ahí empecé.

Luis me invitó para esa obra y desde entonces participo en la Universidad, primero como actriz y luego como maestra.

-Entonces, nace como actriz con premio…

Con premio. Porque luego con la obra de La mala semilla, me dieron premio como primera actriz.

-Y a casi 50 años en el teatro, qué reflexión pudiera hacer con relación a esta profesión de actriz, de directora.

Esto nace cuando uno es niña. Que se tiene el sueño de estar dentro del teatro. Luego tuve oportunidad de hacer televisión por 23 años consecutivos, diariamente y estuve en todos los canales, excepto el canal 28 que luego nació.

Luego surge la docencia, que fue algo que después me llamó la atención y me acerqué a la academia.

¿Qué representa la docencia y qué el teatro?

Creo que la docencia es la continuación de hacer teatro. Tuve excelentes maestros en toda mi carrera, que vinieron de Cuba, Estados Unidos. Estuve entrenada para trabajar en televisión, la preparación completísima que recibí fue para televisión, pero yo ya estaba haciendo teatro. Y ya 47 años de hacer teatro, puedo decir que es parte de mi vida.

¿Qué significa la Universidad Autónoma de Nuevo León?

Haber tenido la oportunidad de trascender. Se trasciende cuando llega uno a formar (tengo nombramiento de catedrática hace muchos años) nuevos elementos, pero limpios que verdaderamente amen el teatro. Hay mucho refugiado en el teatro, que a veces son los que le dan mala fama, esos “prietitos en el arroz”, pero cuando uno está en el teatro porque le gusta, esa misma inspiración llegan a tener los alumnos y esa trascendencia es para mí lo más importante.

Herramientas personales