Campaña de atención a niños con secuelas de quemaduras

De WikiNoticias UANL

25 de febrero de 2008

Varias organizaciones se unieron en la consulta de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González.

Con el fin de otorgar atención médica a niños con secuelas de quemaduras severas varias organizaciones se unieron en la consulta de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González.

Una de las fundaciones principales que ha estado presente en el Programa de Atención a Menores de 18 años por Secuelas de Quemaduras es Michou y Mau ya que tiene el firme objetivo de proporcionar ayuda a niños que no cuentan con los recursos económicos suficientes para trasladarlos a un hospital especializado en Galveston, Texas.

Para la realización de dichos programas semestrales se cuenta con el apoyo del Gobierno del Estado, La Secretaría de Salud Pública y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Nuevo León, ya que según el jefe de Servicio de Consulta Externa de Cirugía Plástica del Hospital, Hernán Chacón, esto no podría ser posible sin la colaboración de varias instituciones en conjunto.

Al programa asistió el representante del Hospital Shriners en Galveston, Texas, Ted Huang, quien mencionó que han realizado más de 3 mil reconstrucciones quirúrgicas a niños mexicanos.

En el evento que se viene realizando cada seis meses se lograron atender 97 niños, 80 de ellos por segunda vez y 17 por primera vez.

“La mayoría de los pacientes son mexicanos y requieren de reconstrucción o rehabilitación, por eso consideramos a México como parte de la misma organización”, indicó Ted Huang.

Precisó que las instalaciones de consulta externa de Cirugía Plástica en el Hospital Universitario son iguales a lo que proveen los doctores en Estados Unidos, el único problema que perciben en México es la carencia de recursos económicos en la atención de niños con secuelas de quemaduras ya que cuesta alrededor de 20 a 30 mil dólares. Los pacientes atendidos son en su mayoría menores de edad pero en algunos casos consideran la atención médica de personas ya adultas.

Eduardo Torres Izabal, director general de la Fundación Michou y Mau, señaló que se encargan de conectar directamente con el Hospital de Galveston a los pacientes que necesitan la atención médica.

“Existen temporadas donde se incrementa el índice de niños quemados y son principalmente en la temporada del 15 de septiembre a diciembre o por situaciones climáticas o culturales, por desgracia los casos de niños quemados ocurren principalmente en el hogar”, puntualizó.

El porcentaje mayor de quemaduras ocurre en los miembros superiores donde se requiere algún tipo de rehabilitación que generalmente se maneja dentro de las terapias ya sea del DIF o en el mismo Hospital Universitario.

La participación del DIF en dichos programas consiste en revisar la alimentación, estado de higiene en los hogares e indicar a los familiares las condiciones ideales que deben tener en cuenta para que reciba la mejor atención y pueda continuar con su tratamiento, según lo manifestó Bertha Alicia Garza de Morales, directora de Bienestar Social del DIF de Nuevo León.

Sin lugar a dudas la sociedad tiene un papel muy importante que es el participar para ayudar, por lo que se creó una línea telefónica 01 800 QUEMATEL, que opera 24 horas, los 365 días del año, donde se brinda un servicio asistencial además de recibir ayuda económica.

“Es muy cara una unidad de quemados y muy especializada la atención que brinda, solamente cuando la gente participe en este tipo de programas y aprenda a donar la piel, los cirujanos plásticos tendrán una herramienta muy importante

La UANL está participando para este tipo de causas al enviar constantemente alumnos al Hospital Shriners en Texas para recibir nuevos conocimientos en lo referente a la reconstrucción y rehabilitación de piel en niños con quemaduras severas.

UN DÍA DE ALEGRÍA CON TATIANA

Durante el evento Tatiana se presentó en las instalaciones del Hospital Universitario para brindar alegría a los niños de la consulta externa de Cirugía Plástica.

La reina de los niños brindó una tarde muy cálida a los infantes que asistieron a recibir alguna rehabilitación y los motivó a seguir adelante en su tratamiento y desarrollo social, además hizo entrega de doscientos boletos para un espectáculo a celebrarse próximamente en la ciudad y junto con su disquera donó 50 guitarras para la fundación Michou y Mau, porque considera que la musicoterapia ayuda a la rehabilitación de muchas enfermedades.

“Se necesita gente que se una a esta causa ya que cuesta muchísimo ayudar a estos niños, desde conseguir aviones privados, donantes de tejidos, los doctores”, expresó.

“Yo voy a estar involucrada de por vida porque me han invitado a formar parte de algo muy importante”, finalizó Tatiana.

Herramientas personales