Cada dos horas muere una mujer por cáncer de mama

De WikiNoticias UANL

5 de noviembre de 2008

El especialista dejó claro que todos los casos de cáncer se pueden manejar y llega un momento en que se curan o avanzaron y dejó de ser posible su tratamiento.

El cáncer de mama es uno de los cánceres con más incidencia en todo el mundo y México no es la excepción: se calcula una mortalidad de cuatro mil 400 casos por año, es decir, cada dos horas se muere una mujer por esta causa.

Cifras como la anterior son la razón por la que investigadores continúan en la lucha por obtener conocimiento nuevo en materia de oncología, que derive en nuevas drogas y tratamientos para bajar los números de las estadísticas en torno al cáncer.

Es el caso del doctor Juan Francisco González Guerrero, Director del Centro Universitario contra el Cáncer de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), quien es pionero en la práctica de un tratamiento en que combina la quimioterapia y radioterapia en pacientes que sufren cáncer.

TERAPIA COMBINADA CONTRA EL CÁNCER

En torno a la oncología, cada vez hay más nuevas drogas con potencia de utilidad alta, con potencias de toxicidad cada vez más bajas y con medicamentos que pueden contrarrestar el efecto tóxico de estos tratamientos; y es indudable que en este momento se sufre menos con el efecto tóxico de la quimioterapia y radioterapia, comparado a lo que la gente tenía que padecer hace veinte años.

Así reflexiona el doctor Juan Francisco González Guerrero, quien explica que el tratamiento combinado de quimio-radioterapia tiene como punto fundamental la preservación de órganos.

“Este tratamiento de quimio-radioterapia es para lograr los mismos porcentajes de curación de la cirugía y la radioterapia, pero con el objetivo fundamental de preservar órganos como la laringe, el esófago, el ano, la vejiga, el páncreas y pulmón”, dijo González Guerrero.

El Director del Centro Universitario contra el Cáncer de la UANL, es uno de los muy pocos oncólogos que más ha trabajado este esquema de quimio-radioterapia en todo México, aunque es un esquema que se ha descrito en la literatura mundial médica desde hace cuarenta años.

“Pocos médicos lo practican porque hay esquemas de tratamientos muy buenos para quimioterapia, tratamientos muy buenos de radioterapia y la conjunción no debe hacerse en todos los casos, sólo en algunos; y la expectativa de éxito de este tratamiento combinado depende del órgano a que nos refiramos y de la etapa y desarrollo del cáncer que fue detectado”, explicó.

En su conferencia “Quimioterapia y Radioterapia, como terapias conjugadas en cáncer”, enfatizó en que la combinación de quimioterapia y radioterapia tiene una justificación, tiene una posición en la oncología.

“No es una panacea para todos, las nuevas técnicas de radioterapia como son las técnicas guiadas por imagen que nos permite que las dosis de radiación sean más específicas sin dañar a otros órganos, nos ha permitido elevar la dosis de radioterapia; y lo anterior nos ha permitido alcanzar e incorporar la radioterapia más eficientemente a como lo hacíamos antes”, insistió.

Agregó en sus conclusiones que los cirujanos siempre se han considerado lo mejor para quitar un pulmón, pero ahora con las dosis y técnicas nuevas de quimio y radioterapia quién sabe si sea bueno operarlos -considerando al paciente-.

“Porque ahora con quimioterapia y radioterapia, nuevas técnicas de radioterapia podemos alcanzar mejores resultados; y es importante destacar que todas las técnicas deberán ser realizadas y evaluadas por un equipo multidisciplinario (radio-oncólogo y oncólogo médico), en nuestro centro todos los casos son revisados, aprobados y utilizados”, concluyó.

Por último, una frase contundente que compartió el doctor Juan Francisco González, a propósito de los muy variados tratamientos contra el cáncer: “siempre hay que tenerle miedo a la enfermedad, no al tratamiento”.


Herramientas personales