Cómo registrar un invento

De WikiNoticias UANL

2 de octubre de 2006

Conferencia titulada “Genera con la mecánica: Tu activo más valioso”, referente a la propiedad intelectual.

El Centro de Incubación de Empresas y Transferencia de Tecnología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) ofreció el 29 de septiembre de 2006 la conferencia titulada “Genera con la mecánica: Tu activo más valioso”, referente a la propiedad intelectual.

José Luis Castañeda Escamilla, especialista de la Dirección de Examen de Fondo de Patentes Mecánicos del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), habló a los presentes de lo que se debe y no hacer al momento de registrar un invento.

Mencionó que lo que suele retener el proceso del registro de patente es llenar mal la solicitud, como ha pasado muchas veces.

“En el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual) o en su estación regional, se les ofrece asesoría para que no cometan estos errores que son muy frecuentes y alargan el tiempo de espera para obtener la patente”, comentó Castañeda Escamilla.

Dijo que el objetivo de la patente es proteger el invento, y se puede hacer por medio de la patente, modelo de utilidad o de diseño.

La diferencia entre las formas de resguardo del invento varía entre lo que se puede proteger; por ejemplo, si se patenta una nueva presentación de una carreola de bebé con arcos, pero ésta es presentada con variaciones en la forma, la patente no resguarda la autoría, contrario a lo que sucedería si fuera registrada como Modelo de Utilidad.

Castañeda interactuó con los asistentes, les mostró un caso de patente de una antena aérea, la cual carecía de gran parte de las descripciones requeridas en la solicitud, lo que motivó la tardanza del trámite.

Puso ejemplos de lo necesario para que un invento sea aceptado, el cual tiene que sufrir variaciones a uno ya hecho y no solo cambiar el uso.

“Llegaron dos personas a presentar un registro para el roll on, cada uno por su lado; uno lo presentaba para untar mantequilla y otro para grasa de los zapatos. En este caso no inventaron nada, solo le cambiaron el uso, eso no es un invento”.

Recalcó que en el IMPI cuentan con personal capacitado para dar asesoría a los que así lo necesiten, con el fin de ahorrarle al solicitante tiempo y prevenir mayores dificultades.

Entre lo que se tiene que hacer para llenar una solicitud, es darle un título a la invención, en qué campo va a utilizarse, otros inventos antecedentes que se necesiten para el funcionamiento, realizar un dibujo del proyecto de varios ángulos, de las piezas, redactar bien las reivindicaciones, entre otras.

El funcionario del IMPI reiteró la disposición a la asesoría ya que la diferencia entre la patente y el modelo de registro es mucha. La primera tiene un costo de 8 mil pesos, toma un trámite mínimo de 2 años y máximo 4; protege la autoría por 20 años. Mientras que la segunda cuesta aproximadamente 4 mil pesos, tarda menos tiempo la evaluación, protege un lapso de 10 años; pero para saber qué conviene más se necesita una buena supervisión especializada.

Herramientas personales