Cátedra Ramón Cárdenas Coronado

De WikiNoticias UANL

17 de febrero de 2009

La Universidad Autónoma de Nuevo León instituyó la cátedra don Ramón Cárdenas Coronado

Don Ramón Cárdenas Coronado, fundador de la Facultad de Comercio y Administración (ahora Facultad de Contaduría Pública y Administración, FACPYA), falleció hace quince años, pero en el 2009 se festejó el centenario de su natalicio, y en su honor es que el entonces Rector José Antonio González Treviño inauguró una cátedra que lleva su nombre.

Fue anfitrión de este acto el doctor Jorge Castillo Villarreal, entonces Director de FACPYA, así como los doctores Jesús Ancer Rodríguez y Ubaldo Ortiz Méndez, entonces Secretario General y Académico, respectivamente; en compañía también del maestro Guadalupe Evaristo Cedillo Garza, entonces Presidente de la Junta de Gobierno de la Máxima Casa de Estudios.

Los invitados de honor fueron los hijos del contador público Ramón Cárdenas Coronado y su esposa Concepción Marroquín de Cárdenas: Ramón, Rosa María, María Concepción, Isabel y Manuel Humberto; a su hija Yolanda le fue imposible acudir a este acto que se realizó en el auditorio “CP Gumersindo Cantú Hinojosa”.

HONRARON A UNIVERSITARIO INSIGNE

La memoria de quien fuera nombrado en Venezuela como Contador Benemérito de las Américas se enalteció en cada uno de los oradores, quienes coincidieron en que la visión de don Ramón Cárdenas Coronado fue fundamental en esa formación emprendedora que le caracteriza a Nuevo León en México y el mundo.

“Don Ramón Cárdenas Coronado es una figura emblemática en nuestra facultad, sus aportaciones van más allá de esta escuela, porque promovió y difundió esta profesión al crear el primer despacho de contadores en provincia en esta ciudad, fuera del Distrito Federal, en 1935”, dijo el doctor Jorge Castillo.

El director de FACPYA se atrevió a decir que su influencia en Nuevo León es tal, que todas sus acciones contribuyeron para que esa característica de gente emprendedora nos fuera legada y nos distinga en el país.

En su oportunidad, el entonces Rector de la UANL, José Antonio González Treviño dejó claro que la cátedra que se iniciaba en honor de Cárdenas Coronado, sería invaluable para las nuevas generaciones de contadores y administradores, ya que en ella participarían expertos de los despachos más importantes a nivel nacional e internacional.

“Este foro es un espacio ideal para motivar a nuestros estudiantes a vivir con los consejos y enseñanzas de los principales actores de su profesión; les permitirá pensar en el futuro y prepararse de acuerdo a las necesidades que la sociedad actual demanda, ya que podrán actualizarse en la disciplina que cursan”, expresó en su mensaje.

Es importante señalar que la entonces administración de FACPYA editó un libro para dar testimonio de la vida y obra de don Ramón Cárdenas Coronado, texto que fue entregado a cada uno de los asistentes, en su mayoría estudiantes, y que fue compilado por el maestro Jorge Pedraza Salinas, quien también participó de este homenaje.

“Con sencillez, don Ramón Cárdenas Coronado agradeció los reconocimientos y los honores recibidos; pensaba que no hay recompensa más grande que ver triunfar una idea o ver nacer una institución, estuvo presto a servir, como alguna vez lo dijera: mientras las fuerzas y la vida nos alcancen”, compartió de su libro el historiador, periodista y entonces director del Centro de Estudios sobre la Universidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Herramientas personales