Buscan informar y prevenir sobre la violencia

De WikiNoticias UANL

12 de mayo de 2008

El libro Violencia y familia, estudio psicosocial. Nuevo León 2006 coordinado por Patricia Liliana Cerda Pérez es una cartografía que investiga la ruta que siguieron tres fenómenos diferentes: violencia intrafamiliar, violencia urbana y suicidio.

El libro Violencia y familia, estudio psicosocial. Nuevo León 2006 coordinado por Patricia Liliana Cerda Pérez es una cartografía que investiga la ruta que siguieron tres fenómenos diferentes: violencia intrafamiliar, violencia urbana y suicidio.

La muestra identifica plenamente cómo la violencia urbana coincide geográficamente con aquellas zonas donde el suicidio y la violencia intrafamiliar se admiten de manera oficial.

La obra auspiciada por la Facultad de Ciencias de la Comunicación en coordinación con la Dirección de Publicaciones fue presentada en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario el 9 de abril.

Para Arnoldo Téllez López, director de la Facultad de Psicología, la obra logra un perfecto enlace entre la serie de estudios de metodología cuantitativa y cualitativa lo que permite un análisis más profundo de los temas.

Se desprende el planteamiento de cuatro hipótesis que pueden comprobarse a través de la obra, ubicando geográficamente en el área metropolitana factores como el pandillerismo, la violencia doméstica y el suicidio, además de los factores psicosociales que incluyen estos factores como la depresión y la ansiedad.

Lo anterior a través de entrevistas con víctimas de violencia y familiares de los mismos, además de involucrar a expertos sin dejar de lado a los medios masivos de comunicación y su influencia.

“La doctora Cerda nos revela una realidad casi terrorífica donde nos expone una cartografía muy precisa con datos oficiales que logra poner nombre y conexión a hechos que se ha pretendido ver como aislados: la violencia familiar, urbana y el suicidio.”

Además que, “entre las riquezas de este libro está aquella que nos plantea la urgente necesidad de articular las sinergias de diferentes sectores, incluyendo la parte ciudadana, misma que si no se da, cualquier acción aislada vaticina fracasar”.

Jesús Palacios Dávila, director de Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, consideró que el libro va más allá sólo de informar, “de golpe” dice dónde está situado el problema.

“Con 160 colonias de riesgo nos dice claramente los indicadores dónde trabajar de manera preventiva, lo que le da el valor más alto a esta investigación”, aseguró.

La presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León, María Elena Chapa Hernández, dijo que en este texto se muestra cómo la violencia se interrelaciona entre sí, se diversifica y se extiende.

“Coincido con la autora cuando presupone beneficios múltiples para reestructurar políticas públicas de gobierno”, dijo.

Herramientas personales