Benjamín Sierra Villarruel, Premio UANL a las Artes 2006

De WikiNoticias UANL

15 de septiembre de 2006

Benjamín Sierra Villarruel, Premio UANL a las Artes 2006.


Considerado un gran motivador del alumnado de la Facultad de Artes Visuales (FAV), Benjamín Sierra fue uno de los galardonados más jóvenes del Premio UANL a las Artes, con 40 años recién cumplidos, más la edad no refleja su extensa y prolífica trayectoria, la cual sumó casi dos décadas de trabajo tanto en las artes plásticas como en la docencia y la investigación.

Nacido en Salamanca, Guanajuato, Sierra Villarruel vino a Monterrey en 1985 a cursar la carrera de Diseño Gráfico en la Facultas de Artes Visuales en la UANL, de cuyo cuerpo docente forma parte desde febrero de 2000.

Catorce años dentro de la Universidad pensando y repensando el arte, trabajando para el estudiante y colaborando con la producción visual en la Universidad, en un principio como alumno en propuestas como Fobia o Cabrito Vudú, y posteriormente como creador, catedrático e investigador; en la fecha de publicación de esta nota, era actual consejero maestro de la dependencia donde se formó y miembro fundador del Comité Técnico de Apreciación a las Artes.

Su vocación en las Artes Visuales bien podría remontarse a los recuerdos de la infancia, cuando a los cinco años tomó gusto por el dibujo, además de poseer una memoria visual para observar eventos y plasmarlos en el papel.

“El dibujo siempre ha sido mi pasión y siempre me he comunicado por medio de él. De hecho a veces pienso que cuando dibujo estoy visualizando el futuro y pasan cosas según en mi experiencia personal”.

Sobre la idea de que del arte no se vive, Sierra Villarruel afirmó que es un error, ya que piensa que si uno hace lo que le gusta y se tiene el dominio, la vocación y las capacidades, ya está en el camino. Admitió que el diseño gráfico le dio los fundamentos, pero que sus gustos fueron derivando hacia las artes plásticas hasta llegar a ser como él se asume: un artista visual.

Cuando se le pregunta su opinión sobre el hecho de ser uno de los premiados más jóvenes, responde que la edad no debe ser un parámetro, ya que lo importante es mantenerse constante en la actividad que se desempeña e ir evolucionando constantemente, aprendiendo, siempre con miras a construir un trabajo artístico con calidad, que junto con la trayectoria constituyen los dos elementos primordiales en los cuales se basa el jurado dictaminador para elegir a los recipendiarios de este reconocimiento.

El coordinador de la licenciatura en Artes Visuales consideró que la investigación en esta área apenas va tomando impulso, pero que sin duda es un buen comienzo hacia un panorama más diverso y profundo en el conocimiento, porque definitivamente el arte no consiste nada más en pintar o esculpir, sino que debe ir más allá. Además, el arribo de nuevas tecnologías está redefiniendo las maneras y las concepciones del arte, así como sus usos y fines, gracias a que cada vez con más frecuencia se favorece o fomenta la interacción entre espectador y obra.

¿Qué significa este premio?

Cosa muy curiosa, me preguntaba si llegaría algún día, pero más bien ésa no era mi meta, más bien uno está trabajando en lo que a uno le gusta y siempre el arte lo envuelve y no tiene horarios ni fechas; hay tiempos que me dedico mucho a la lectura y llegan momentos de inspiración o de trabajo creativo, y a veces se me va el sueño, me apasiono, entonces creo que es el resultado del conjunto de mucho trabajo creativo, tanto de los estudiantes, que me han enseñado mucho, como de la facultad y la institución. Si la institución te reconoce eso, se siente muy bien. Pero uno no busca ese reconocimiento, sino es resultado del trabajo.

BENJAMÍN SIERRA VILLARRUEL

Hasta la publicación de esta noticia (15 de septiembre de 2006) contaba con una amplia experiencia como productor visual. Desarrolló un estilo propio con un gran dominio del dibujo, el cual lo ha llevado a diferentes soportes, no sólo en la pintura, sino en la instalación y otras nuevas expresiones. Todo lo anterior respaldado por numerosas exposiciones individuales y colectivas a nivel local, nacional e internacional. También se destacó en la promoción cultural y en el fomento de los valores artísticos universitarios.

Herramientas personales