Ayudan a recuperar población del catán

De WikiNoticias UANL

19 de septiembre de 2008

Los doctores Martín González Lázcari, Roberto Eduardo Mendoza Alfaro y Carlos Javier Aguilera González, de la Facultad de Ciencias Biológicas, obtuvieron el premio de Investigación 2008 en el área de Ciencias de la Tierra y Agropecuarias, con el trabajo “Control reproductivo del catán (Atractosteus spatula)”.

El catán, pez de corta temporada reproductiva, es una especie endémica del noreste de México de gran interés desde el punto de vista ecológico ya que su población está decreciendo notablemente.

“Al analizar la pesquería nos dimos cuenta que hace veinte años se capturaban de veinte a veintidós toneladas por año en el estado de Tamaulipas y en los últimos años no se captura más de una tonelada”, explica el doctor Martín González Lázcari.

Su distribución geográfica abarca desde el Mississippi hasta el Pánuco, es la especie más grande de agua dulce continental al llegar a tener tres metros de longitud, su tamaño y calidad de su carne lo convierten también en una especie de interés comercial.

Por otro lado existe un interés pancrónico por el catán pues ha sobrevivido a través del tiempo, incluso, convivió con dinosaurios.

Sin embargo su población decrece debido a que las hembras para madurar comúnmente requieren de cinco a seis años, pero son capturadas antes de desovar.

“Vemos un foco rojo encendido para cuidar la población”, señala. Desde 1982 se han emprendido en México esfuerzos para controlar la reproducción en cautiverio.

“Lo que hicimos en esta ocasión fue caracterizar la molécula de la vitelogenina (VTG), molécula precursora del vitelo que se presenta solamente en la hembra en etapa reproductiva.”

Se desarrolló una prueba inmunoenzimática (elisa) competitiva la cual fue sometida a pruebas de control de calidad. La cuantificación de VTG por elisa constituye una alternativa práctica, confiable y práctica para identificar el género de los adultos de catán sin sacrificarlos y puede usarse como un marcador del progreso de la madurez sexual.

“No hay dimorfismo sexual en la especie, esta fue la manera de diferenciar hembras de machos, una vez identificadas las hembras vía mucus o sangre, fue el primer punto para establecer nuestro stock de reproductores, desarrollamos un protocolo hormonal para inducir a la reproducción en los animales.

“Con este protocolo hormonal se logra una domesticación de la especie para controlar su reproducción y empezar a sembrar de nuevo los lagos y ríos y repoblar la especie.”

Herramientas personales