Atletismo por amor al arte

De WikiNoticias UANL

31 de agosto de 2009

Cintia Gómez Muñoz inició desde temprana edad su andar por las pistas, “por amor al arte”.

La tenacidad, el corazón y las ganas de un deportista se miden por su espíritu de lucha, no por sus logros. Decía el barón Pierre de Coubertin, el padre de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna, que “lo importante no es ganar, sino competir”; y cuando ese pensamiento se lleva en la mente y se tiene como único fin en la vida, se habrá dado el primer paso hacia el éxito.

Esto es lo que caracteriza a jóvenes como Cintia Gómez Muñoz, baluarte de la UANL, quien desde 2001 ejerce una de sus mayores pasiones: el atletismo.

Alumna de la Facultad de Ciencias Biológicas y jugadora de corazón, Gómez Muñoz ha participado en muchas competencias de la especialidad, y en la Universiada Nacional, que se efectuó en el Estado de Morelos, llegó con ganas de superar lo hecho en épocas pasadas y con el mismo ímpetu de quien ha amado las pistas y disfrutado recorrerlas.

La disciplina en la cual compite es heptatlón, deporte que implica siete pruebas de atletismo: 100 metros con valla, 200 metros planos, 800 metros planos, lanzamiento de bala, salto de longitud, lanzamiento de jabalina y salto de altura.

“Llevo desde los 11 ó 12 años en este deporte. Llevo un año preparándome, lo cual implica seis días a la semana entrenando, por lo menos tres horas cada día”, manifiesta la atleta.

Cintia es sincera e indica que va retomando su nivel, ya que permaneció alrededor de un año fuera de las pistas por preocuparse más en sus deberes académicos. Es alumna de la carrera de Biotecnología Genómica.

“En lo personal disfruto mucho cuando compito, pues me considero muy competitiva. Es lindo ver que cada vez que vas a una carrera encuentras a las mismas persona que en ocasiones anteriores ya tuviste la oportunidad de enfrentar, pues todos entrenan para un objetivo o luchan por una meta en común. Eso me apasiona mucho y es mi motivación para salir adelante”, confiesa la joven.

Su currículum deportivo es muy interesante, pues ha asistido a dos Universiadas y tres campeonatos internacionales: un mundial sub-18, un Panamericano Sub-20 y un Centroamericano Sub-23.

El ser modesta es una de sus principales virtudes, pues reconoce que le da pena decir sus logros, pero afirma que “nunca llegaba a las medallas, pero cuando me cambié a pruebas combinadas comencé a cosechar, cuando fui a la Olimpiada Nacional quedé en tercer lugar de prueba individual”, señaló.


Impresiones sobre el deporte

Cintia sabe que el deporte en México a nivel atlético está un poco rezagado, pero es clara al pensar que “somos un escalón para los demás. Porque dicen: ¿si ellos pueden, porque yo no?, con el paso del tiempo el deporte en nuestro país irá progresando hasta alcanzar cosas importantes.”

No obstante, afirma que la UANL es muy fuerte en los deportes que se practican dentro de la misma, ya que la mayoría de los alumnos de diferentes partes del país, e inclusive del mundo, quieren venir a estudiar por la calidad de la gente y las instalaciones. Pero, sobre todo, porque internamente provoca una competitividad muy sana para todo aquel que tiene el sueño y el deseo de triunfar, mismo que debe prevalecer en el corazón de todo universitario.

Herramientas personales