Arranca campaña universitaria 2007

De WikiNoticias UANL

30 de marzo de 2007

En cumplimiento con su vocación de servicio, la Universidad Autónoma de Nuevo León arrancó el 29 de marzo de 2009 la campaña de apoyo a Cruz Roja. La UANL buscará refrendar la meta alcanzada el año pasado al convertirse en la institución de educación superior con la mayor aportación.

La Colecta Anual de la Cruz Roja Monterrey arrancó formalmente en la Universidad Autónoma de Nuevo León, instancia que en el 2006 logró reunir la cantidad de 189 mil 601 pesos, lo que le significó ser la institución de educación superior en Nuevo León que más aportó a esta noble causa.

En la ceremonia de inicio de la colecta estuvo presente el ingeniero José Antonio González Treviño, Rector de la UANL; Connie Siller de Allen, Presidenta del Comité de Damas de la Cruz Roja Mexicana; Javier Benítez Gómez, Presidente del Consejo de Directores y Delegado Estatal de la Cruz Roja; Jesús Ancer Rodríguez y Ubaldo Ortiz Méndez, secretario General y Académico de la UANL, respectivamente.

Durante el acto, Javier Benítez Gómez hizo pública una petición al Rector de la Máxima Casa de Estudios: apoyo para que los egresados del Bachillerato de Enfermería de la Cruz Roja cuenten con el grado de Licenciatura en Enfermería, bajo asesoría de la Facultad de Enfermería; petición que fue escuchada y atendida por González Treviño.

INVITA UANL A AYUDAR A LA CRUZ ROJA

En las instalaciones de la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías” se llevó a cabo el arranque formal de la Colecta Anual de la Cruz Roja el 29 de marzo de 2007, donde el Rector José Antonio González Treviño hizo el primer donativo y convocó a toda la comunidad universitaria a sensibilizarse y participar.

En la reunión estuvieron presentes los representantes estudiantiles, los directivos de las escuelas preparatorias y facultades, así como a las reinas de cada una de las escuelas para coordinar un esfuerzo conjunto y lograr procurar la mayor cantidad de recursos económicos para que se contribuya a esta campaña.

“La idea es superar los 189 mil pesos que logramos reunir el año pasado, pero sobre todo participar para sensibilizar a toda la comunidad universitaria, sobre la bondad de muchas instituciones como la Cruz Roja que da servicios de calidad a personas que lo necesitan y se hacen presentes en muchos desastres naturales”, pronunció el Rector.

Previo al mensaje de González Treviño, el contador Jaime Benítez aprovechó la oportunidad para solicitar apoyo para que los estudiantes de la Escuela de Enfermería –que incluye el bachillerato-, puedan recibir títulos de licenciatura avalados por la Máxima Casa de Estudios.

A esta petición hubo respuesta inmediata, ya que el Rector dio instrucciones a la maestra Silvia Espinosa, directora de la Facultad de Enfermería, para que en coordinación con Javier Benítez se pueda diseñar un programa específico en base a las necesidades de la Cruz Roja.

“La Facultad de Enfermería tiene dos programas de licenciatura, modalidad presencial y una modalidad semi-presencial que permite a las personas que ya cumplen el requisito de ingreso y trabajan, el ir acreditando las materias de una manera de acuerdo a la disponibilidad de tiempo que tengan, en eso se estará trabajando”, explicó a la prensa.

En tanto, Javier Benítez reconoció que la UANL es una aliada importante para la Cruz Roja ya que cada alumno, maestro o trabajador es un portavoz de buena voluntad hacia la institución.

“Ya les pusimos un servicio aquí (una ambulancia en Ciudad Universitaria) y vamos poner otro en Mederos; han estado trabajando bastante bien y ese servicio que no le cuesta a la Universidad ni a la comunidad universitaria, lo único que les pedimos es que hablen bien de nosotros y nos den un peso de vez en cuando”, expresó el Presidente de Directores y Delegado Estatal de la Cruz Roja

Agregó que las necesidades que tiene la Cruz Roja en Nuevo León son muchas, pero que en este año se abrirían dos puestos de socorro - en García y Santiago-, y hay pláticas en dos municipios del área metropolitana y en Galeana.

“Es una labor que no termina, Monterrey ha crecido tanto que no nos damos abasto a cubrirla, el tráfico vehicular es tremendo, ya no se respetan las sirenas de las ambulancias; y transportar un herido nos encarece enormemente el costo de servicio porque se tienen que abrir puesto nuevos y cuesta mucho dinero”, puntualizó.

Para este año tenemos un presupuesto de 44 millones de pesos, sólo en Monterrey, sin incluir la formación y construcción de los nuevos puestos de socorros, eso los sacamos no se de dónde, pero la gente nos da

Herramientas personales