Aprendizaje efectivo, el alumno se apropia de la información

De WikiNoticias UANL

24 de septiembre de 2009

Al disertar una ponencia sobre aprendizaje efectivo, la doctora Luz María Gorostreta conminó a los profesores a fortalecer en los alumnos algunas destrezas como: analizar, cuestionar, deducir, inferir, transferir y evaluar.

Las grandes crisis en el mundo emergen de las aptitudes de pensamiento, ya que por ejemplo en la escuela los alumnos no tienen la oportunidad de que alguien les diga que puede pensar.

Lo anterior señaló Luz María Gorostreta (este 24 de septiembre de 2009), experta en enseñanza con más de cuarenta años de ejercer el magisterio, durante el segundo día del Coloquio y Encuentro de Egresados del Colegio de Educación “Evaluación para el aprendizaje”.

La especialista dictó en el auditorio de la Facultad de Filosofía y Letras la ponencia “Aprendizaje efectivo. Enseñanza superior”, en la cual criticó la labor de la docencia en todos los niveles educativos.

“El problema con el aprendizaje efectivo lo tenemos en México, Francia, Estados Unidos, Japón; tiene que ver con las realidades que se plantean a nivel global”, expresó la doctora en filosofía.

Partiendo de la experiencia obtenida a través de su labor con estudiantes de la Facultad de Medicina de la UANL, Gorostreta definió al aprendizaje efectivo como aquel en el que el alumno se apropia de la información, establece relaciones con ésta, elabora hipótesis y lo pone en práctica.

Pero el conseguir éste ha tenido diversos valladares que lo impide, como el abundante material en que consisten los planes de estudio, así como los métodos de enseñanza y el trato por parte de los maestros.

“Una persona que tiene alguna duda en cuanto a su capacidad le cuesta el doble o el triple amarrar la información, por eso no es posible mantener un concepto de disciplina, el castigo o la ridiculización del maestro hacia el alumno nos lleva a una autoestima que obliga a que no amarre el conocimiento.

“El maestro no está para restregarle en la cara su ignorancia a sus alumnos”, criticó la especialista.

Ya que si el profesor, señaló Gorostreta, no genera condiciones para que el alumno amarre el contenido difícilmente lo hará.

Por ello, además de los contenidos de las materias el profesor debe fortalecer en los alumnos algunas destrezas como: analizar, cuestionar, deducir, inferir, transferir, evaluar.

Mas el alumno, apuntó Gorostreta, se encuentra que a los profesores en aras de mantener una disciplina no les gusta que los alumnos cuestionen. Tras ello, se inhibe el cuestionamiento y la crítica.

Para que se desarrolle a plenitud el aprendizaje efectivo, sugirió la docente universitaria, el alumno tiene que creer en sí mismo y creer que el profesor cree en él, porque si no, menos se queda con lo que quiere transmitir el profesor.

Herramientas personales