Aprenden ciencia jugando en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica

De WikiNoticias UANL

17 de julio de 2007

“Aprende ciencia jugando” es el nombre del campamento de verano infantil de FIME

Un centenar de niños y niñas se apostaron en las instalaciones de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) para aprovechar las vacaciones de verano y aprender aspectos de robótica, computación, cómic, manualidades y practicar diversos deportes.

En total son 140 niños de entre 5 y 15 años de edad, quienes se registraron en el campamento de verano infantil de la FIME, actividades que coordina la doctora Patricia Zambrano y que se realizó del 9 al 27 de julio de 2007.

Julio, un niño menudito, de poca estatura y bastante agradable, explica que para él es la segunda ocasión que participa en el campamento de verano de la FIME, que disfruta mucho asistir porque hace nuevos amigos.

DE ROBÓTICA Y MÁS

“Aprende ciencia jugando” es el nombre del campamento de verano infantil de FIME, que ya va en su quinta edición y como dice su lema, los pequeños se divierten haciendo experimentos propios para su edad, a fin de que respondan algunas de sus dudas acerca de la ciencia.

Una de las actividades más interesantes que se realizan en el campamento de verano de la FIME es que a los niños se les enseña conocimientos básicos de programación de robótica, algo que parecería complicado pero que con el avance de las computadoras se ha vuelto algo más fácil para los niños.

El verano Infantil "Aprende Ciencia Jugando" incluye actividades en las cuales se acercará a los niños el mundo de las tecnologías y de la ciencia, pues también se les enseña a manejar programas de diseño automotriz por computadora.

Los cursos se dividen en tres partes, en donde se separan a los niños de nivel básico, intermedio y avanzado, pero no por esto se les deja de involucrar en los programas antes mencionados, sino que simplemente se les adecua el programa de acuerdo a sus edades.

Matilde Sánchez, vocera de la facultad, y la doctora Patricia Zambrano, coordinadora del verano infantil, comentaron que a los niños más pequeños se les enfocan más actividades de conocimientos básicos de computación, a los de nivel intermedio se les enseña el programa de animación por flash y a los más avanzados se les enseña diseño mecánico por computación, en donde los niños diseñan la carrocería de un automóvil, todo a su creatividad.

En una de las aulas se pudo observar que un grupo de niños de 7 años empezaba a conocer los principios básicos de la programación robótica, pues ingresaban los comandos específicos para que un carrito robot siga una línea que anteriormente le fue programada.

Además de las actividades tecnológicas, los niños también reciben clases de modelado en plastilina, pintura y manualidades, las cuales sirven como un complemento a la educación de los pequeños.

Las diversas facultades de la Universidad Autónoma de Nuevo León se ha visto en la necesidad de ir fomentando cada vez más los campamentos de verano, pues la misma competitividad de la vida profesional a futuro exige a profesionistas más capacitados y que mejor forma de tenerlos si es educando de una mejor calidad a nuestros niños.


Herramientas personales