Apoyan con videojuego recuperación de infantes enfermos

De WikiNoticias UANL

28 de marzo de 2007

Unidos por el Arte contra el Cáncer Infantil, A.C. (UNAC), donó lap top al Hospital Universitario “José Eleuterio González”. Las máquinas están cargadas con Re-Mission, el juego de video didáctico pero igualmente divertido, creado especialmente para ayudar en el mejoramiento de la calidad de vida de niños y jóvenes que padecen cáncer.

En Unidos por el Arte contra el Cáncer Infantil, A.C. (UNAC), tienen como misión ofrecer a los niños con cáncer una esperanza de vida, poniendo a su alcance los últimos adelantos científicos.

Como parte de esta labor este 28 de marzo de 2007 entregaron trece computadoras portátiles en la Torre Pediátrica del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, mismas que tienen instalado el juego de video Re-Mission, que simula lo que ocurre en el organismo de un paciente con cáncer.

Re-mission está dentro de una nueva tendencia de videojuegos para la salud que han apoyado en su recuperación a infantes enfermos y fue creado por el Hope Lab, organización sin fines de lucro con sede en California, Estados Unidos, que se dedica a combinar rigurosas investigaciones con soluciones innovadoras para mejorar la salud y la calidad de vida de la gente joven que vive con enfermedades crónicas.

Hasta hoy ha llegado a más de treinta mil niños y jóvenes con cáncer de diferentes países y ahora llega por primera vez a México a través de UNAC.

El Hope Lab donó recientemente quinientos videojuegos de Re-Mission a UNAC, que asumió el compromiso de entregar este material a instituciones dedicadas a atender a niños con cáncer en todo México. Y, para asegurar su utilización, se entregan con todo y computadora.

Especialistas del Hope Lab realizaron un estudio para probar los efectos de Re-Mission entre trescientos setenta y cinco jóvenes pacientes de veinticuatro centros médicos de Estados Unidos, Australia y Canadá.

Los resultados fueron sorprendentes: la calidad de vida de los pacientes, sus conocimientos acerca del cáncer y su confianza para hablar acerca de la enfermedad, así como de los efectos secundarios, mejoró en el grupo que tuvo un acercamiento con Re-Mission.

Además, los pacientes que jugaron con Re-Mission mantuvieron niveles más altos de quimioterapia, lo cual sugiere que el videojuego ayuda a los pacientes a cumplir con sus regímenes de tratamiento contra el cáncer.

El juego está ubicado en el año 2025, cuando la nanotecnología ha evolucionado al punto de que es posible introducir al cuerpo diminutos androides capaces de derrotar el cáncer. Así, la Dra. West trata con éxito a numerosos niños y jóvenes inyectando en su torrente sanguíneo prototipos como Roxxi, una nanorobot que, como artillería anticancerígena, porta una pistola de radiación y misiles antibióticos.

Estos programas, didácticos pero igualmente divertidos, han sido desarrollados como apoyo al tratamiento de diferentes enfermedades crónicas y trastornos cognitivos. Y, en el caso del cáncer, que puede mantener a los niños y jóvenes en el hospital durante días, semanas e incluso meses, puede ser un vehículo natural para mantenerlos entretenidos y les permite jugar a “atacar”, desde un monitor, a las células malignas que los aquejan.

En UNAC, que nació en febrero del 2006 y cuenta con la participación de Asociación Mexicana de Asistencia a Niños con Enfermedades Catastróficas (AMANEC), Fundación Muró, Televisa Monterrey, Fundación Luis Sottil y el Hospital Universitario, espera que los beneficios de Re-Mission impacten en la población de niños y jóvenes con cáncer que reciben atención en el Hospital Universitario.

Herramientas personales