Angélica María Tamez ganó el premio a la mejor colecta

De WikiNoticias UANL

25 de noviembre de 2005

Angélica María Tamez, Señorita Facpya 2005 y su equipo de apoyo.


Con el fin de coadyuvar a la mejoría de las instalaciones y equipamiento del Hospital Universitario “José E. González” para que brinde una mayor calidad en el servicio, la Universidad Autónoma de Nuevo León, a través de la Dirección de Actividades Estudiantiles, puso en marcha una intensa colecta de recursos económicos para ayudar a esta noble causa.

Angélica María Tamez, quien porta la banda como Señorita Facpya 2005, dirigió de manera dinámica al interior de la Facultad de Contaduría Pública y Administración (FACPYA), junto con el importante apoyo de la Mesa Directiva Estudiantil, una campaña para ayudar a esta causa.

Ésta no hubiera sido posible sin la valiosa colaboración de quienes dieron su máximo esfuerzo para lograr una respuesta positiva del alumnado; Karla Ramos, Aída Vázquez, Viviana Rojas, y Hugo Valdez, coordinaron la labor de promover las aportaciones en cada uno de los salones de la facultad.

Desde que iniciaban las clases por las mañanas, hasta el último turno esperaban para recibir el apoyo de quienes se convencían cada vez más de la idea de ayudar.

Gracias a las facilidades brindadas por parte de la dirección de la facultad a cargo de Jorge Castillo Villarreal, se contó con el material y la utilería necesaria para darle difusión a la campaña en favor del nosocomio como mantas, póster, stand en los pasillos principales y urnas donde se depositaba lo recaudado.

Fue así que lograron reunir la cantidad de $ 51, 240.00 siendo la facultad que logró la mayor aportación en esta campaña. Angélica Maria Tamez vio coronado su cometido y, ante la comunidad universitaria, se le reconoció esta labor.

La noche del evento final de Señorita Universidad 2005, se le entregó el merecido reconocimiento, como la mejor colecta. Según palabras de Angélica: “Ayudar no es dar lo que nos sobra, sino desprendernos de lo que realmente necesitamos”.

Herramientas personales