Alfonso Reyes y el género epistolar

De WikiNoticias UANL

3 de junio de 2009

La Capilla Alfonsina presentó el 27 de mayo el libro "Alfonso Reyes y el género epistolar", obra colectiva que explora, ala vez, la personalidad del hombre y la calidad del autor.

Teorizando sobre literatura epistolar Alfonso Reyes llamó a la carta “prenda de la urbanidad refinada”, las epístolas fueron cómplices de su existencia errática y reflejan un testimonio elocuente de la vida y obra del regiomontano.

“Las cartas de Reyes buscan la continuación del diálogo mediante la escritura, la intención de prolongar la conversación interrumpida, pero también tener en palabra escrita sus ideas sobre los asuntos de interés para los amigos, los libros, la literatura, la creación literaria y todo lo que se movía en el ámbito de la cultura”, expresó Alfonso Rangel Guerra en la presentación del volumen Alfonso Reyes y el género epistolar.

Editado por la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria, el libro reúne las reflexiones de Rangel Guerra, Coral Aguirre, Víctor Barrera Enderle y José Carlos Méndez en torno a una correspondencia con valor literario, más allá de su interés como fuente para la crítica y la historia. Se incluye además un adelanto del diario inédito de Alfonso Reyes, anotado por Fernando Curiel Defossé.

Coral Aguirre aludió el tema de la correspondencia de Alfonso Reyes vista desde sus vínculos personales, desde el entrecruce de sus habilidades literarias y como un esbozo de teoría de la escritura epistolar.

“La carta, sugiere Reyes, lleva en sí la condición literaria en la medida que su contenido sobrepasa lo personal para devenir exposición de ideas, ensayo, apunte de un futuro tratado”, añadió Coral y citó la teoría cifrada por otro autor, Víctor Barrera, “la carta debe trascender, ir más allá de la simple función comunicativa”.

La publicación recogió las conferencias dictadas en el marco del aniversario 27 de esta dependencia, a partir del tema “Alfonso Reyes y la literatura epistolar”, explicó Minerva Margarita Villarreal, directora de Capilla Alfonsina.

El libro se constituye en un homenaje al maestro e investigador Alfonso Rangel Guerra por sus ochenta años cumplidos, muchos de ellos dedicados al estudio y difusión de la obra alfonsina.

El maestro Rangel la llamó con sencillez “una provecta edad que ya es quizás un exceso”, y asegura lo satisfactorio de seguir activo, participar en la tarea universitaria que lo ha maravillado siempre.

Tuvo la oportunidad de conocer a Alfonso Reyes cuando se incorporó a un proyecto editorial celebratorio en 1955 del jubileo literario a don Alfonso por cincuenta años de escritura.

“Viajé a verlo muchas veces, lo cual fue muy satisfactorio, me despertó vocaciones de lectura, vocación literaria y el deseo de saber más sobre él, la intención de seguir estudiándolo, lo cual he hecho toda la vida”.

El legado literario recibido del Alfonso mayor, le provoca sentirse honrado con este homenaje.

“Ha sido para mí una lección permanente de sabiduría por lo que esta figura internacional es para México, un pensador brillante, generosamente dotado de inteligencia y de talento, conductor del pensamiento latinoamericano hacia el descubrir de una visión de la cultura, de las letras, de las artes, como maravillosamente hizo Reyes con sus páginas.”

Herramientas personales