Alfonso Reyes guarda sorpresas en su vida diaria

De WikiNoticias UANL

28 de mayo de 2008

En el marco de la celebración del Festival Alfonsino, se presentó, el 21 de mayo de 2008, el maestro Emmanuel Carballo en las instalaciones del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, para hacer la presentación de su libro titulado Alfonso Reyes por si mismo.

En el marco de la celebración del Festival Alfonsino, se presentó, el 21 de mayo de 2008, el maestro Emmanuel Carballo en las instalaciones del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, para hacer la presentación de su libro titulado Alfonso Reyes por si mismo.

La edición a cargo de la UANL, es una recopilación de su libro llamado Protagonistas de la literatura Mexicana.

Carballo mencionó ser uno de los discípulos de Alfonso Reyes, “en mi época de estudiante, uno de mis más grandes sueños era ir a la cuidad de México pero, en lugar de visitar la Basílica de Guadalupe, como la mayoría hace a su llegada, lo que anhelaba era ir a la casa del señor Reyes, lo hice y fue algo maravilloso. Tuve la oportunidad de convivir con él durante seis años”.

Reyes era una persona hipersensible, le alegraba mucho que los jóvenes entendieran sus escritos, que descubrieran el propósito de cada uno de ellos, le entristecía que sin leerlo lo juzgaran o elogiaran sin conocer sus obras.

“Otro de mis propósitos fue conocer sus trabajos, pero que él mismo me los enseñara, la hazaña que realicé para lograrlo fue de la manera mas dura; publiqué un artículo en México en la Cultura en 1958, diciendo que era un literario asombroso, pero que no había tenido tiempo de influir a los jóvenes, ya que estaba recluido en sí mismo en sus tareas de humanista.

“Esto me trajo como recompensa lo que yo siempre anhelé, que él se describiera o describiera a través de sus escritos, me mandó una carta donde mencionaba, “no es que yo no haya tenido tiempo de influir en los jóvenes, los jóvenes ya no tiene tiempo de someterse a la disciplina que yo exijo”.

Lo que Alfonso Reyes pedía es que lo entendieran, en una de sus cartas decía, “yo sé que los jóvenes me entienden aunque a veces les cuesta admitirlo por que es algo pasado de moda, deberíamos usar la palabra en su sentido recto y directo, hay que tratar de entender, yo también fui joven y vi tambalear a los viejos, no los entendía, pero como es la ley de la vida, todos esos jóvenes llegarán a ser viejos, entiéndanlo o no”.

Pidió también estudiar a Alfonso Reyes no como un poeta si no asimismo, como ser humano, sus virtudes y defectos, como era él cotidianamente, ya que es muy interesante saber de toda su vida, la relación con su esposa Manuela Mota y con algunas de las novias que tuvo hasta el momento de su vejez.

“Es un personaje muy interesante y nos llenaríamos de sorpresa al saber todas esas cosas que se tienen guardadas sobre él”.

Al terminar el evento recibió de manos del director de Publicaciones de la UANL, José Celso Garza Acuña, la medalla conmemorativa al aniversario 75 de la Máxima Casa de Estudios en reconocimiento por su participación en esta edición del festival.

Herramientas personales