Alfonso Reyes: “autor de un estilo, una actitud hacia la cultura”

De WikiNoticias UANL

23 de mayo de 2007

Con el diálogo entre los investigadores Adolfo Castañón y Gregory Zambrano, se inauguró el Festival Alfonsino 2007. Ambos presentaron sus obras Alfonso Reyes, caballero de la voz errante y Odiseos sin reposo. Mariano Picón-Salas y Alfonso Reyes, respectivamente.

Por José Juan Zapata

Como punto de partida para Festival Alfonsino 2007, la UANL reunió a tres destacados investigadores de la obra de Alfonso Reyes: Gregory Zambrano y Adolfo Castañón, que ofrecieron un diálogo al respecto de sus más recientes publicaciones, con la presencia de Víctor Barrera Enderle como moderador.

En esta convergencia de enfoques diversos acerca de la vida y obra del humanista regiomontano, el doctor Zambrano, de la Universidad de los Andes, destacó la relación epistolar entre Reyes y el ensayista venezolano Mariano-Picón Salas, contenida en Odiseos sin reposo; mientras que el reconocido editor Adolfo Castañón habló de la influencia de Reyes en la cultura latinoamericana partiendo de la reedición de su libro Alfonso Reyes, caballero de la voz errante.

REYES Y PICÓN-SALAS: una coincidencia de preocupaciones por el devenir de América (Gregory Zambrano) Doctor en Literatura por el Colegio de México e investigador de la Universidad de Los Andes, Gregory Zambrano comentó que el proyecto de la correspondencia entre Mariano Picón-Salas y Alfonso Reyes surgió con la idea de reinsertar al mayor de los ensayistas venezolanos en su propio país, donde su obra resulta todavía muy desconocida, a diferencia de México, donde Reyes implica una referencia que se mantiene en la atmósfera.

Odiseos sin reposo. Mariano Picón-Salas y Alfonso Reyes, correspondencia 1927-1959 recoge, entonces, la relación epistolar entre estos dos intelectuales latinoamericanos. En su calidad de editor, Zambrano no sólo transcribe los documentos, sino establece el diálogo a través de notas explicativas para hacer mucho más rica la percepción del momento histórico que cada uno vivió.

-Cuando el joven Picón Salas empieza a leer los textos de Reyes tiene 17, 18 años, está en un proceso de formación, es un joven muy inquieto, muy destacado ya en la cultura venezolana. Su proyecto intelectual advierte la preocupación sobre el devenir latinoamericano, y va teniendo mucha influencia de Reyes. Ambos se empeñaron en hacer obras de síntesis para explicar los procesos históricos y culturales: explicar los orígenes distintos no solo vinculado a los procesos de formación de los estados nacionales como consecuencia de las rupturas políticas de la guerra de independencia, sino la recuperación de lo que Picón Salas llamó el “legado indio y el barroco” como una de las manifestaciones conformadoras de las nacionalidades hispanoamericanas

Picón-Salas inició muy joven su trayectoria intelectual. Ya para los 22 años, huyendo de las barreras dictatoriales, llega a Chile, donde empieza su correspondencia con Reyes. Ambos, a decir del investigador, construyen sus ideas con una visión ecuménica de la cultura.

-La percepción que tiene Mariano Picón-Salas de Alfonso Reyes es la de un maestro, y en varias de sus cartas insiste en subrayar el elemento iluminador y de guía de Reyes como un gran conocedor de la cultura hispanoamericana; de sus letras, de sus hombres, de su cultura y de sus procesos. Por esa razón, la correspondencia va mostrándonos elementos dinámicos de lo que es el legado de las culturas de nuestros pueblos, y hay muchas coincidencias no solo en el trayecto vital de cada uno de ellos, sino también en las preocupaciones por el devenir de América.

REYES, UNA ACTITUD HACIA LA CULTURA (Adolfo Castañón)

Adolfo Castañón, entonces editor del Fondo de Cultura Económica por más de treinta años, presentó una edición revisada y aumentada de Alfonso Reyes, caballero de la voz errante. Entonces investigador de la Universidad Autónoma de México y del Colegio de México, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, Castañón ofreció en su estudio diversos aspectos de la vida y obra del regiomontano. Su vida familiar, la relación con otros escritores por medio del intercambio epistolar, sus relaciones con Argentina y Brasil, cuya semilla resulta la visión de Alfonso Reyes “como un idioma”.

-Hace un momento un reportero me preguntaba acerca del por qué de la pervivencia de Alfonso Reyes en la memoria mexicana, y yo le contesté que debido a su gran corazón. Pero detrás de esta expresión hay que pensar en la cantidad de Reyes que supo crear con su obra. Reyes, como decía Borges, no es el escritor de una sola obra singular, pero en cambio es el autor de un estilo, un idioma, una actitud hacia la cultura. Eso subraya el carácter inclasificable y ambiguo del admirado Alfonso Reyes.

Reyes es considerado una figura fundamental en la comprensión de la cultura latinoamericana y se encuentra presente desde la poesía, la narrativa, la filología y el helenismo. Castañón explica que su libro fue dictado por las circunstancias, no por ninguna obligación académica, antes bien por un acto de desinterés, amistad y simpatía hacia la obra del regiomontano.

-Como apuntó Víctor Barrera, Reyes contribuyó a la modernización de la cultura literaria hispánica, muy particularmente en el espacio de la prosa y también en el periodismo. Lo memorable de su obra es un estilo, una forma, una actitud hacia el lenguaje y el saber.

Herramientas personales