Alejandro Román Baena ahonda en Cielo rojo en lo sencillamente humano

De WikiNoticias UANL

30 de enero de 2007

La obra Cielo Rojo había sido escrita por Alejandro cuatro veces antes de presentarla al concurso.

Una llamada telefónica alteró la rutina habitual de una mañana de trabajo para el cuernavaquense Alejandro Román Baena. La noticia de su triunfo en el Concurso Nacional de Dramaturgia 2006, convocado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) a través de la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural de la Secretaría de Extensión y Cultura fue el premio a sus continuados desvelos.

“Estoy concursando de manera devota desde el 2003, sabía que algún día ganaría el certamen”.

Y así ha sido, porque la constancia y el talento siempre encuentran retribuciones. La obra Cielo Rojo había sido escrita por Alejandro cuatro veces antes de presentarla al concurso.

“Es mi manera de tallerear, escribir, escribir y escribir hasta obtener lo que quiero. Para presentar esta obra hice cuatro intentos anteriores hasta encontrar la síntesis del lenguaje, la poética necesaria sin utilizar acotaciones, partiendo de cómo se hacía el teatro de los griegos, es como una procesión que va desde la primera palabra hasta el final de la obra.”

Román Baena escribe teatro desde hace 13 años, y con cada nueva obra se autoexige la perfección aún en textos difíciles de plantear.

“Este tipo de texto es arriesgado por su estructura, la puesta, el experimento del lenguaje, la narrativa escénica, por eso hay que saber qué vas a escribir y cómo los personajes te irán dibujando la historia.”

La obra premiada aborda lo que ocurre en un table dance en Michoacán, donde se yuxtaponen espacios, tiempos, en dos historias entrecruzadas, desarrolladas en el mismo momento, pero en diferentes espacios, una teibolera y la dueña del lugar, y por otro lado un policía y un narcotraficante que resultan ser hermanos.

Pero a juicio de Elvira Popova, quien integró el jurado junto a Hernando Garza y Hernán Galindo, la obra ganadora los impactó más allá del tema.

“Nos atrajo la profundidad del lenguaje teatral, esta obra habla también de la soledad del ser humano, del dolor, la obra no cuenta con acotaciones, toda la fuerza teatral está en el diálogo, en el lenguaje, en nuestra actualidad teatral, una obra cuya fuerza esté en el lenguaje es algo que hace pensar sobre un nuevo regreso a lo medular del teatro.”

Popova comentó además que se trata de una obra autentica, original, por lo que la decisión del jurado fue unánime.

“En general vimos mucha exploración en la estructura, el lenguaje, me llamó la atención que muchos de los autores presentados están incursionando en lo morboso, se presentaron muchos textos donde se habla de suicidio, de violaciones, relaciones personales torcidas.... es verdad que eso existe en el mundo que nos rodea, pero me gustaría leer textos que ahonden en lo sencillamente humano. Creo que Cielo rojo, a pesar del tema, es un texto que habla de eso, se interesa por el dolor de la soledad, de la incomprensión, por eso es un texto que nos gustó.”

Los miembros del jurado coincidieron en enaltecer el hecho de que Román sea un autor desconocido hasta el momento, quiere decir que a partir de este certamen de dramaturgia su carrera irá por nuevos caminos.

El premio de 50 mil pesos y la publicación de la obra serán algunas de las compensaciones de Alejandro Román, quien lo recibirá formalmente el cuarto miércoles de febrero entrante. La alegría mayor es haber encontrado el triunfo ante románticos de las tablas procedentes de veinte Estados de la República, ver su obra actuada en el escenario y seguir encontrando motivos para escribir, escribir y escribir.

LLEVARÁ NOMBRE DE CARBALLIDO

El entonces Rector José Antonio González Treviño anunció que por acuerdo del Honorable Consejo Universitario a partir del 2008 el certamen se denominará Concurso Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido, en honor al dramaturgo mexicano más representativo, cuya obra ha sido indispensable en la formación de nuevas generaciones de teatristas.

La convocatoria para el próximo el 2008 en que se cumple el XX aniversario del concurso, será a partir del mes de mayo, se prevé ampliar la cobertura nacional y el número de participantes.

“La UANL pretende contribuir con mecanismos y espacios diversos de apoyo para promover el teatro, la cultura y mantener el liderazgo en el estado”, concluyó González Treviño.

Herramientas personales