Acercamiento musical entre México y Monterrey

De WikiNoticias UANL

6 de diciembre de 2006

El flautista Horacio Franco impartió el curso Interpretación de la música y técnicas de estudio a alumnos de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

De visita en Monterrey para presentar junto con el contrabajista Víctor Flores el concierto Del Medioevo al danzón, el flautista Horacio Franco impartió además el curso Interpretación de la música y técnicas de estudio a alumnos de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Los objetivos fueron ampliar el enfoque de la interpretación musical con base en diversos factores y elementos críticos, desde el composicional, estético, estilístico, histórico y pragmático, hasta los subjetivos, como la propia experiencia, trayectoria, posibilidades, limitaciones y gusto musical. Considerado como uno de los flautistas más famosos del mundo, Franco, miembro de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, ha ofrecido conciertos en Estados Unidos, Canadá, América Central, Sudamérica, Europa y Cercano Oriente y ha sido solista en varias orquestas alrededor del mundo. Sobre la respuesta que percibió en los estudiantes durante el curso y los retos que vive el desarrollo de las artes musicales en nuestro país habla en entrevista.

¿Cómo describes la experiencia?

Como un acercamiento académico muy significativo para mí y muy importante entre gente de México y de Monterrey. Una de las cosas más sintomáticas del centralismo absurdo, enfermizo y bastante gandalla que vive México en todo su esplendor es la poca comunicación académica entre músicos y artistas del DF y los músicos de provincia. Ésta no es ninguna provincia, es una ciudad a nivel mundial con una importancia real.

¿Cómo viste a los alumnos?

Como la mayoría de los alumnos de las escuelas de música de México, gente con mucho talento, pero que en cierto sentido están sumergidos en cierto ostracismo en el estudio, la mayoría cree que con el talento va a hacer una carrera. Los alumnos descubren su talento y empiezan su carrera muy tarde, y además a contracorriente de la ideología de sus papás, que piensan que de la música no van a vivir. Aquí no existe una metodología para enseñar y estudiar la música; y sobre todo hay que captar los talentos de los alumnos más a tiempo y tratar de apoyarlos. En países más adelantados musicalmente como Cuba o Japón lo descubren rápidamente y los mandan a estudiar música. Aquí es bien difícil que lo hagan, lo hace mucha gente pero como hobbie, no como una profesión.

¿Qué factores o elementos críticos permiten ampliar el enfoque de la interpretación musical?

La base técnica es lo principal, es muy necesario que se tenga en cuenta que el bagaje técnico y técnico-musical sea óptimo, congruente y tenga una base general. El problema es que en las escuelas de música están tan castigados los maestros en cuanto a salarios, que la mayoría de los músicos que podrían ser buenos maestros no les interesa dar clase, o dan clases particulares de las que pueden vivir a gente rica que nunca va a hacer nada en la música. Los maestros que tenemos la mística de dar clase tenemos un vacío en cierto sentido en las escuelas de música porque no están todos los que son ni son todos los que están en cuanto al alumnado. Pondero una pirámide escalonada en la cual para ser buen músico se debe tener una base técnica, el segundo escalón es una buena técnica musical, el tercero es una aplicación de la técnica musical, y el cuarto es ser un artista, ponerse al nivel de la partitura del compositor para ser un recreador de la partitura. Muy poca gente lo puede hacer porque muy pocos tienen resuelta su técnica.

¿Qué debe pesar más: la base teórica o de conocimientos, o la cuestión empírica?

Todo vale, se necesita tener un don natural y talento, pero se necesita trabajarlo. Concuerdo con la idea de que para ser artista se necesita diez por ciento de inspiración y noventa de transpiración. Porque la inspiración se trae o no, y si se trae se necesita trabajarla.

¿Cuáles son los retos que la música debe enfrentar en nuestro país?

Que la música, como todas las bellas artes, están demasiado protegidas por la iniciativa gubernamental, mientras no quieran popularizar realmente el arte y hacer que pertenezca a la sociedad civil; eso se logra promoviendo incentivos fiscales para la gente que paga impuestos y que los quiera usar en cosas artísticas, y educar a la gente rica a que entienda lo que es el arte; no es que no entienda, es que no sabe, no lo conoce, no lo ha vivido; en un momento dado se le tiene que ayudar a que vea a quién va a patrocinar.

Herramientas personales