Abraza el éxito sin meter las manos

De WikiNoticias UANL

26 de abril de 2006

“Para alcanzar el éxito se necesita más fe, más valor, más compromiso, tener más confianza y creer más en nosotros mismos” éstas fueron las palabras de Adriana Macías, una joven de 27 años, quien a pesar de sufrir discapacidad por no contar con las extremidades superiores, ha publicado el libro “Abrazar el éxito sin meter las manos”.

La ceremonia de presentación de la obra se realizó en la Librería Universitaria, evento al que acudieron niños y adultos por igual. “Para mí es un honor estar en la Universidad Autónoma de Nuevo León presentando este libro, es un sueño, es el resultado de un esfuerzo, de una lucha compartida, de mi familia, de mis maestros”.

Adriana Macías comentó que desea que los lectores revaloren sus experiencias, que redescubran el mundo “Decidí ponerle este título porque me queda, creo que muchas veces a las personas que más queremos, quisiéramos meter la mano y quitarles ese obstáculo, pero hemos aprendido que los momentos difíciles de nuestra vida es donde adquirimos fortalezas.”

Dirigido a todas las personas, el libro ha sido bien aceptado por niños pequeños, quienes tienen acceso a él a través de la lectura de sus padres. En él, Adriana Macias habla sobre cómo ha superado si discapacidad ya que indica haber sufrido momentos difíciles, donde no se aceptaba “Comparto los momentos más difíciles y más grandes de mi vida”.

“Todos en la vida tenemos un reto que nos va a marcar, un parte aguas, para mí fue mi discapacidad. He aprendido muchas cosas positivas, he entendido que hay que quitarnos los zapatos del alma para vivir nuestra libertad, muchas veces juzgamos a los demás por nuestras decisiones y por nuestros temores, tratamos de ser alguien que no somos y nos quitamos la oportunidad de desarrollarnos”.

Además plasma sus experiencias con los niños que sufren de cáncer “me enseñó que hay que ponerle buena cara a la vida, nos tenemos que proponer ser felices, es una decisión que tenemos que tomar todos los días”.

La autora afirma que para lograr un proyecto se requiere de esfuerzo y trabajo constante, sin esperar nada de la vida, yendo al encuentro de todo.

“Mi única intención es que las personas cuando vean a Adriana, se queden con esta visión: si Adriana que no tiene brazos intenta ser feliz, yo que tengo mis brazos, o que estoy en la misma circunstancia, entonces puedo lograr lo mismo o el triple de sueños que ha realizado Adriana, puedo ser mejor persona, y puedo ser feliz el triple. Ese es mi único deseo, ese es el trabajo que tenemos que hacer todos los días, ser mejores y ser más felices de lo que el día de hoy somos”.

Herramientas personales